Política
Ver día anteriorLunes 22 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Fruto de las coaliciones, el Verde obtuvo 17 curules en la Cámara

Alianza PRI-PVEM, del beneficio electoral al silencio ante escándalos
Ciro Pérez Silva
 
Periódico La Jornada
Lunes 22 de marzo de 2010, p. 14

La alianza que firmó el Partido Revolucionario Institucional (PRI) con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ha beneficiado sustancialmente la presencia de este último en el Congreso, aunque también ha reducido su participación a mero acompañante del tricolor en temas sustanciales.

Luego del fracaso de la alianza que los verdes integraron con el Partido Acción Nacional (PAN) en la elección que ganó Vicente Fox, el entonces dirigente nacional del PRI, Roberto Madrazo, se empeñó en firmar un acuerdo con el PVEM, mismo que, señala el diputado federal y ex funcionario partidista César Augusto Santiago, ha beneficiado electoralmente al Verde Ecologista.

También, admite el priísta, ha permitido al tricolor posicionarse en el sector ecológico, aunque nosotros ya teníamos propuestas en este sentido, y refrescar nuestro discurso. Además aporta la presencia que tiene en ciudades como el Distrito Federal, donde el PRI ha pasado a ocupar la tercera fuerza, muy por debajo del PRD y del PAN.

Después de la alianza con el blanquiazul para las elecciones de 2000, los verdes consiguieron llegar a la 59 Legislatura (2003-2006) con 17 diputados. Además, cinco senadores. Ello fue producto de una coalición con el PRI en 100 de los 300 distritos electorales. De entonces a la fecha, el PVEM se ha aliado con el tricolor en la mayoría de los comicios en que se han elegido gobernadores. En la siguiente legislatura, los verdes mantuvieron el número de diputaciones y alcanzaron seis curules en el Senado.

Los acuerdos antinaturales

Con motivo de las coaliciones que han firmado recientemente las dirigencias del PRD y del PAN, la directiva nacional del PRI comenzó una campaña para condenar esos acuerdos, que califica de antinaturales y sin futuro. Al mismo tiempo, destaca la alianza que mantiene con el PVEM.

En esta alianza nos identifican los principios, declaró recientemente la dirigente nacional priísta, Beatriz Paredes.

Sin embargo, los priístas han cuidado de dejar fuera del debate sobre esa alianza temas como la dirección casi unipersonal en el PVEM, el escándalo de corrupción de su actual presidente, Jorge Emilio González, y la desvinculación que, de acuerdo con otros partidos del mundo y organizaciones ambientalistas, tiene el partido con la ecología.

Desde que obtuvieron el registro como partido político, en febrero de 1991, los verdes han estado controlados por una familia. Su primer presidente fue el ex priísta Jorge González Torres. Actualmente su hijo, Jorge Emilio, preside el PVEM.

Aunque se promueve como ecologista, el aliado del PRI no es reconocido así por organizaciones como Greenpeace. Además, tras su iniciativa en favor de la pena de muerte, el partido verde europeo le retiró su reconocimiento y promovió su expulsión de otros organismos en los que participan formaciones ecologistas de todo el mundo.

Otra bandera del PVEM ha sido el combate a la corrupción. Sin embargo, en febrero de 2004 se transmitió un video que mostraba al actual presidente nacional del partido aceptando un soborno de 2 millones de dólares a cambio de promover con autoridades de Cancún, Quintana Roo, la liberación de terrenos protegidos para la construcción de una zona hotelera, a pesar de que ello implicaría la destrucción de manglares, afectando gravemente la flora y fauna del lugar. En el momento de la grabación, el presidente del municipio de Benito Juárez, donde se asienta Cancún, provenía del Verde Ecologista.