Política
Ver día anteriorLunes 22 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El senador las visitó en el Centro de Readaptación Social de San José El Alto

Legisladores ejerceremos presión política para que liberen a mujeres otomíes: Beltrones

Exhorta el priísta a Felipe Calderón a atender recomendación sobre el caso

Foto
El senador Manlio Fabio Beltrones y el gobernador de Querétaro, José Calzada Rovirosa, en compañía de los legisladores Socorro García, Amira Gómez y Tomás Torres, durante su visita a Teresa González Cornelio y Alberta Alcántara Juan, presas en el Centro de Readaptación Social femenil de San José El AltoFoto Notimex
Mariana Chávez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 22 de marzo de 2010, p. 17

Querétaro, Qro., 21 de marzo. Las acciones de la comisión especial legislativa para analizar el caso de las indígenas Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio, sentenciadas a 21 años de prisión por secuestrar a agentes de la desaparecida Agencia Federal de Investigación, no tienen fines partidistas, sino que con ellas se busca realizar presión política para que ambas otomíes recuperen su libertad, aseguró el senador priísta Manlio Fabio Beltrones.

En conferencia de prensa que ofreció luego de visitar a Teresa y Alberta en el Centro de Readaptación Social femenil de San José El Alto, en compañía del gobernador priísta José Calzada Rovirosa, y del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Adolfo Ortega Osorio, Beltrones pidió al presidente Felipe Calderón que acepte, por conducto de la Procuraduría General de la República (PGR), la recomendación que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) envió sobre el caso.

Explicó que si la PGR acepta que no existe delito alguno que perseguir en contra de Alberta y Teresa, luego de que la CNDH detectó diversas irregularidades en el caso, ambas mujeres indígenas de Querétaro podrán obtener su libertad.

Agregó que la justicia no se negocia pero su presencia, junto con tres senadores y dos diputados federales integrantes de la citada comisión, sí busca repercusión política. La presencia nuestra sí tiene implicaciones políticas, y también procura poner una presión política adicional, para que (la PGR) atienda la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y se deje en libertad de inmediato a Teresa y Alberta, dijo.