Política
Ver día anteriorDomingo 28 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Participantes en la guerra sucia, entre quienes han tenido en sus manos ese combate

Luchan contra el narco 94 mil 540 militares; en 1950 lo hacían 3 mil

También el cultivo de estupefacientes se multiplica; en 10 meses, 181 mil plantíos arrasados

Foto
Luego de que fueron descubiertos explosivos cerca de una escuela en Ciudad Juárez, Chihuahua, militares acordonaron el sitio, el jueves pasadoFoto Ap
Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Domingo 28 de marzo de 2010, p. 5

En 60 años de lucha contra el narcotráfico, el Ejército Mexicano se ha visto obligado a multiplicar los efectivos que tratan de nulificar esta ilícita actividad: en 1950 eran 3 mil elementos dedicados a la destrucción de enervantes y plantíos de droga; en la actualidad participan 94 mil 540.

Los cultivos también se multiplicaron: de 1977 a 1987 se destruyeron 224 mil 252 plantíos y fueron detenidos 2 mil 119 presuntos delincuentes; de septiembre de 2008 al 30 de junio de 2009 fueron arrasados 181 mil 580 sembradíos y aprehendidas 6 mil 300 personas.

Además el problema ha pasado de una cuestión de seguridad pública a un problema de seguridad nacional.

Sin duda, si el Ejército no estuviera en la lucha contra este flagelo, el panorama sería nada alentador, señaló el presidente de la Comisión de la Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, Ardelio Vargas Fosado.

En la historia del Ejército en la lucha contra el narcotráfico también se han visto involucrados personajes que participaron en acciones de represión gubernamental, violaciones a los derechos humanos y desapariciones forzadas durante la guerra sucia de finales de los 70 y principios de los 80 en estados como Sinaloa, Chihuahua, Guerrero y Jalisco. También, en las masacres de 1968 y 1971 en Tlatelolco y la calzada México-Tacuba.

Las primeras operaciones se realizaron en coadyuvancia con la Procuraduría General de la República en 1966, según datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), aunque ésta reconoció, en respuesta a solicitudes de información pública, que desde 1950 se incrementó el número de cultivos ilícitos en el país.

En 1966 comenzó el Plan Cánador, que tuvo como objetivo la erradicación de cultivos de mariguana y amapola en la confluencia de Chihuahua, Sinaloa y Durango. Desde entonces la participación contra el narcotráfico ha sido de carácter permanente, según los datos oficiales.

En 1977, la puesta en marcha de la Fuerza de Tarea Cóndor –que tenía como misión la lucha contra el narcotráfico– fue encabezada por militares como el general José Hernández Toledo, quien dirigió el operativo contra los estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre de 1968, y el coronel Ricardo Careaga Estrambasaguas, miembro del Batallón Olimpia; el general Roberto Heine Rangel, uno de los hombres clave en el estado de Guerrero durante la llamada guerra sucia y la desaparición forzada de disidentes del régimen; el general Manuel Díaz Escobar, jefe del grupo paramilitar Halcones, responsable de la matanza del 10 de junio de 1971, perpetrada en la ciudad de México.

De acuerdo con información de la Sedena, la Fuerza de Tarea Cóndor logró de 1977 a 1987 la detención de 2 mil 119 personas y la destrucción de 224 mil 252 plantíos. En ese periodo murieron 27 civiles y 19 soldados.

“A partir de los 80, la Sedena, por disposición presidencial, inició su participación en operaciones de intercepción de enervantes, extendiendo sus operaciones en todo el territorio nacional.

“También se inicia la participación en operaciones de intercepción de aeronaves procedentes de Centro y Sudamérica transportando enervantes a territorio nacional con destino a Estados Unidos, y se incluyen las operaciones anfibias para interceptar enervantes en los litorales mexicanos.

“En esa década, las operaciones contra el narcotráfico adquieren un carácter prioritario en todo el territorio nacional, realizándose bajo la siguiente cronología:

En 1966, el Plan Cánador; en 1977 se crea la Fuerza de Tarea Cóndor; en 1987, Fuerza de Ta- rea Marte; 1996, Fuerza de Tarea Azteca; 1998, Operación Guardián en la frontera norte, sur y península de Yucatán; a partir de diciembre de 2000, Directiva Azteca XXI; en noviembre de 2001 se puso en marcha el Plan General contra el Narcotráfico Milenio; desde el 16 de junio de 2004 se aplica el Plan Estratégico de Combate al Narcotráfico de la Sedena; actualmente está en ejecución la Directiva para el Combate Integral al Narcotráfico 2007-2012, señaló la secretaría.

Sobre los efectivos involucrados, de 1950 a 1965 la dependencia no cuenta con datos; de 1966 a 1985, en las operaciones Cánador, Cóndor y Marte participaron 3 mil en promedio en cada una; de 1986 a 1994 se empleó un promedio de 26 mil elementos; de 1994 a 2000, fueron 28 mil en promedio; de 2000 a 2006, 30 mil elementos en promedio; del primero de diciembre de 2006 al 22 de abril de 2008 se emplearon 36 mil 665 elementos en todo el territorio nacional.

De acuerdo con datos de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, en la lucha contra el crimen organizado trabajan 94 mil 540 elementos en todo el país, y en lo que va del primero de diciembre de 2006 al 15 de febrero del presente año se han destruido 416 mil 49 plantíos en 59 mil 979 hectáreas; 226 mil 384 plantíos de amapola en 41 mil 372 hectáreas.

Como parte de los trabajos de intercepción se aseguraron en ese lapso 5 mil 810 toneladas de mariguana, 37.4 toneladas de semilla de mariguana, 25.5 toneladas de semilla de amapola, 399 kilogramos de heroína, 6 mil 383 kilos de metanfetaminas y 10 millones 729 mil 117 pastillas sicotrópicas.

Han sido destruidos 270 narcolaboratorios, 15.5 toneladas de sustancias químicas para la elaboración de drogas sintéticas, 2 mil 485 pistas de aterrizaje y 11 mil 841 secaderos. Se ha detenido a 19 mil 882 personas.

Las violaciones

Durante un foro ciudadano, el diputado priísta Vargas Fosado señaló: “sin duda, en el ejercicio operativo contra las acciones extremas del crimen organizado ha habido violaciones a los derechos humanos y a las garantías individuales, pero se tiene que distinguir que se cometieron por excepción, y para ello basta con recoger las cifras de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (...) Se tienen registradas 3 mil 430 denuncias, las cuales sólo han derivado en 51 recomendaciones, mismas que fueron atendidas puntualmente y que han derivado en averiguaciones previas y procesos dentro de la jurisdicción militar.

En general podemos hablar de aproximadamente 600 elementos militares, entre procesados y sentenciados, sujetos a la jurisdicción castrense, y se encuentran en las prisiones militares del Campo Militar número uno, Mazatlán y Guadalajara, indicó.

El procurador militar, José Luis Chávez García, informó que existen 37 averiguaciones previas en curso por delitos contra civiles, y los que se han cometido son violencia contra las personas, causando homicidio, lesiones y tortura.

Abundó: existen unos 40 casos de militares que se han dejado llevar por la influencia del narcotráfico, por el dinero fácil, y que están consignados.