Cultura
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Muestra sobre los próceres se exhibe en el Munal a la par del ciclo Reinventar la historia

Los héroes mexicanos, máquinas de ideología para políticos y disidentes

El mito bíblico es uno de los envases narrativos más interesantes y funcionales: Cuadriello

Moisés, vehículo que permite contar el paso de la opresión a la liberación de muchos pueblos

Foto
Una mirada diferente sobre los próceres mexicanos se exhibe en el MunalFoto Carlos Cisneros
Arturo García Hernández
 
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. a10

Cuando un caudillo muere, un prócer nace, y para la vida trascendente que el héroe inicia necesita, además de una leyenda, un rostro que lo haga reconocible. Son los artistas quienes a lo largo de la historia se han hecho cargo de proporcionarles la retórica gestual que contribuye a la inmortalidad heroica.

Es el caso de Moctezuma, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Morelos, Agustín de Iturbide, Benito Juárez, Francisco I. Madero, Emiliano Zapata y muchos otros, símbolos de las aspiraciones e intereses no sólo de sus respectivas generaciones, sino de quienes rescatan y refrendan sus ideas.

Como una revisión crítica y lúdica al mismo tiempo de la construcción iconográfica de los próceres de nuestra historia, hoy se inaugura en el Museo Nacional de Arte (Munal) la muestra El éxodo mexicano. Los héroes en la mirada del arte, integrada por 333 obras que abarcan desde la época colonial hasta los primeros años del México posrevolucionario.

Jaime Cuadriello, coordinador de la muestra, explica que el título subraya una circunstancia común a todos los héroes incluidos en ella: sus respectivas leyendas recrean, en mayor o menor medida, el mito bíblico de Moisés: Es uno de los envases narrativos más interesantes y funcionales, el prototipo que mejor ha convenido a los procesos de liberación de los pueblos.

Según la narración bíblica, por un llamado divino Moisés saca de Egipto a su pueblo para liberarlo de la esclavitud y durante 40 años lo conduce a través del desierto, les da de comer, de beber y les da leyes, hasta llegar a la tierra prometida, un país de leche y miel.

Moisés ha sido el vehículo que permite contar el paso de la opresión a la liberación de muchos pueblos, es todo un programa político.

De Huitzilopochtli a Juan Diego

Todos los héroes mexicanos –Cuadriello incluye en esa categoría a Huitzilopochtli, Quetzalcóatl y Juan Diego– han sido leídos por la historiografía como una suerte de Moisés Indiano, Moisés de la República, que guían al pueblo hacia la tierra prometida; los artistas que los representaron, acudieron a una retórica gestual basada en el mito bíblico.

La muestra surgió en el contexto del seminario sobre análisis de la imagen y el discurso que imparte Cuadriello en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, con posterior apoyo del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap), del Instituto Nacional de Bellas Artes.

De los héroes –sostiene Cuadriello– se saben muchas cosas, pero poco se ha escrito sobre su construcción como historia visual, sobre cómo pasaron al imaginario colectivo; cómo los artistas tomaron prestada una retórica gestual para representarlos. Y es una retórica que sigue siendo funcional entre la clase política.

La propuesta de la exposición es que los héroes no son sujetos de la historia, sino sujetos de culto social que de alguna manera sustituyen a los santos en lo que Ignacio Manuel Altamirano llamó la religión de la patria. Por eso incluye a Huitzilopochtli, Quetzalcóatl y Juan Diego.

Asimismo, los héroes son una construcción discursiva, después de muertos les viene una segunda vida en la que son como un envase en que se depositan distintas expresiones ideológicas; los reutilizan, desde el político hasta las clases que manifiestan su resistencia al régimen; son máquinas de ideología y la exposición quiere reflexionar sobre eso también.

—¿Qué conclusión obtiene de esta reflexión?

—Que en medio de los festejos por el Centenario y el Bicentenario, que parecen no tener mucha dirección, al Munal le tocaba la responsabilidad de inquirir y ejercer la crítica sobre estos procesos visuales.

“Es una perspectiva crítica, pero también quiere ser festiva y gozosa, porque no sólo tenemos obras que responden al canon artístico –pintura, escultura, grabado–, sino también objetos comerciales de la cultura visual, donde el héroe aterriza en el cóomic, en el prendedor, en el cartel; de esa manera queremos decir que en la construcción de los imaginarios la imagen ha tenido un papel fundamental, incluidas las estampitas que los niños compran en las papelerías.”

El éxodo mexicano. Los héroes en la mira del arte se exhibe en el Museo Nacional de Arte y permanecerá abierta hasta el 20 de junio. Paralelamente a la muestra se llevará a cabo el ciclo de cine Reinventar la historia, con una serie de cintas que ilustran distintos tratamientos de la vida y obra de los héroes aludidos en la exposición. Las funciones serán viernes, sábados y domingos.