Espectáculos
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El grupo enfrentó los horrores de la guerra y el exilio; presenta ahora Levántate y brilla

Sierra Leone’s Refugee hace música para aliviar el dolor

Destacan el asombroso hilo en común entre Nueva Orleáns y los ritmos de su país

Foto
Sierra Leone’s Refugee All Stars, música a prueba de pesaresFoto Zach Smith
Tania Molina Ramírez
 
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. a15

Comenzaron a tocar juntos en el campamento para refugiados donde vivían. Con la música aliviaban el dolor propio y el de sus compañeros en el exilio; el dolor provocado por la guerra en su país, Sierra Leona. Hoy integran la reconocida banda Sierra Leone’s Refugee All Stars, se presentan en importantes festivales en el mundo y recientemente sacaron su segundo álbum, Rise & Shine (Cumbancha), en el cual participan destacados músicos de Nueva Orleáns.

El nombre del álbum (algo así como Levántate y brilla, frase que se usa cuando uno despierta) refleja la alegría que proyectan estos músicos a pesar de haber vivido algunas de las peores experiencias posibles. Durante la guerra civil (1991-2002) fueron asesinados varios familiares suyos, en ocasiones frente a ellos. Los integrantes de la banda, así como cientos de miles de sus compatriotas, terminaron huyendo para refugiarse en la vecina Guinea.

Influencia milenaria

El productor y músico Steve Berlin, integrante de Los Lobos, produjo el disco Rise & Shine.

Cuando Berlin, admirador de tiempo atrás de la banda, escuchó los demos que le enviaron, le sonaron como si tuvieran 5 mil años; tenían esa hermosa cualidad antigua. Una banda de rock básicamente tiene influencias que se remontan a 20, 40 o 50 años atrás. En cambio, ellos hacen música con miles de años de antigüedad. No hay muchas bandas que puedan decir que tocan algo que proviene de una tradición de los primeros hacedores de música y a la vez ser lo más modernos, actuales y oportunos. Transmitir eso, que los hace únicos, fue la misión que me propuse, dijo en entrevista telefónica Steve Berlin, quien también produjo Oyaya!, de Angélique Kidjo, y Lay your burden down, de Buckwheat Zydeco, ganador de un premio Grammy este año.

Auténtico y fuerte

Para Berlin, la primera pieza, Muloma (Unámonos), captura esa idea: Comienza con ellos tocando en Sierra Leona, la versión original de la canción, en un estilo africano muy tradicional y gradualmente se transforma en una nueva versión, muy moderna. En un par de piezas se quedó tal cual el demo.

Otro factor que Berlin quería asegurarse que estuviera presente era que “sonara auténtico y fuerte. Han vivido una vida dura y quería transmitir eso. No quería que sonara light, sino agresivo, pero bello a la vez”.

Lo que más le impresionó a Berlin al trabajar con la banda fue la vida misma que ha tenido: Más allá de la maravillosa experiencia musical, simplemente ser testigo de alguien que, luego de vivir cosas tan horribles, se puede levantar y hacer música hermosa. Viven con gran dignidad, eso es algo que me llevo para siempre.

Berlin siguió: En la cultura estadunidense, mucha gente que sufre una tragedia se retrae y de ahí en adelante sus vidas están guiadas por el sentimiento de tragedia. En cambio, estos cuates vivieron la peor tragedia posible y son unos caballeros, son muy fuertes y tienen una gran dignidad.

Apenas ocurrió el terremoto en Haití, el grupo y la disquera Cumbancha anunciaron que podía bajarse de Internet la pieza Global threat, del disco que entonces aún no salía a la venta, y que las ganancias serían donadas al International Rescue Committee.

Rise & Shine se grabó el verano pasado en Nueva Orleáns, donde la banda culminó una gira por Estados Unidos. Es el mejor lugar en el mundo para hacer cualquier tipo de música. Pudimos incorporar a músicos maravillosos. Fue una asombrosa experiencia para todos.

En el álbum participan algunos de los músicos más destacados de Nueva Orleans: Washboard Chaz, Trombone Shorty, Bobby Lewis, Chris Velan, The Bonerama Horns, Greg Hicks, Craig Klein y Mark Mullins.

“La historia de ambos lugares, Sierra Leona destrozada por la guerra y Nueva Orleáns, devastada por el huracán Katrina, provocó una situación muy emocional. Creo que muy pocos en Occidente comprendemos lo que debe ser la vida en Sierra Leona, pero (sí lo puede hacer) la gente que vivió el paso del ciclón en Lousiana”, dijo Berlin. El maravilloso vínculo que se creó entre los músicos provino de una noción compartida de la tragedia. La grabación culminó con la presentación de todo el grupo en un concierto que fue increíblemente emotivo; la ciudad fue a verlos y tocaron durante unas cuatro horas.

La grabación se hizo lo más en vivo posible, describió el productor. Encontraron muchas similitudes entre los artistas de ambos lugares. Unos ritmos cambiaban un poco en Nueva Orleáns, pero muchos otros se mantenían igual. Había un asombroso hilo en común entre ellos. Los artistas de la capital de Louisiana escuchaban la música y decían yo conozco ese ritmo.

La banda proclama que su principal inspiración es Bob Marley. Se nota en la música y la letra, aunque lo que hacen no es reggae sino baskeda, ritmo tradicional de África Occidental que se parece mucho al género jamaiquino. También incorporan gumbé y maringa, géneros musicales de África Occidental, interpretados con instrumentos tradicionales y guitarra eléctrica, bajo y batería.

El fundador de la banda fue Reuben Koroma, cuyos padres eran músicos tradicionales, asesinados al inicio de la guerra. Su hermano menor también fue asesinado. A Koroma lo arrestaron y torturaron. En 1997, él y su esposa Grace huyeron de Sierra Leona. Estuvieron en el exilio durante ocho años.

Antes de la guerra, Koroma era cantante. En el campamento se conectó con el guitarrista Franco Lamba y juntos comenzaron a tocar para la gente.

Sierra Leone’s Refugee All Stars adquirió fama tras el documental del mismo nombre, de Zach Niles y Banker White. Los integrantes viven en Freetown, capital de Sierra Leona, menos uno, que reside en California.

La guerra terminó. Ahora se enfrentan a situaciones como contar con energía eléctrica sólo dos días a la semana, pero no se quejan. Están bien con todo, lo cual es asombroso, porque conozco a personas que tienen todas las oportunidades del mundo y actúan como si estuvieran oprimidas. Estos tipos se comportan como si cada día fuera una bendición. Es una buena lección de vida para todos, concluyó Berlin.

Con sólo unos días en venta, el disco llegó a ser el número uno en la categoría World Music en iTunes.