Mundo
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El cambio, imparable; el país deja atrás la democracia pactada, afirma Evo Morales

El MAS gana 5 de 9 gubernaturas y cerca de cien alcaldías bolivianas

Santa Cruz y Beni quedan en manos de la oposición; El Alto sigue como bastión oficialista

Sin definirse aún, Tarija y Pando

En la ciudad de La Paz, voto de castigo de los Ponchos Rojos

Foto
El presidente Evo Morales saluda a habitantes de El Chapare, adonde acudió ayer a votarFoto Reuters
Rosa Rojas
Corresponsal y agencias
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 18

La Paz, 4 de abril. El gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), del presidente Evo Morales, ganó en cinco de las nueve gubernaturas en juego en las primeras elecciones departamentales autonómicas celebradas hoy en Bolivia; perdió dos y lucha voto a voto en un par más, informaron varias televisoras que fueron autorizadas a divulgar resultados de encuestas a boca de urna. Los datos definitivos de la Corte Nacional Electoral estarán listos en un plazo de 12 a 15 días.

Los departamentos de La Paz, en el oeste; Cochabamba, en el centro; Oruro y Potosí, en el suroeste, y Chuquisaca, en el sureste, quedaron en manos de los socialistas, mientras que el oriental Santa Cruz –bajo control de la derecha separatista desde hace tiempo– y Beni, en el noreste, dieron el sufragio a los opositores.

Las televisoras no dieron un claro vencedor en Tarija y Pando a causa de la cerrada votación.

En cuanto a los comicios municipales, las emisoras ATB y PAT informaron que la oposición habría ganado en por lo menos seis de las diez principales ciudades del país, incluida la sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo, La Paz, así como Sucre, que alberga al Poder Judicial.

La populosa ciudad de El Alto, vecina de La Paz, se mantuvo como bastión del MAS, pero el municipio de mayor población en el país, Santa Cruz, siguió bajo dominio de la oposición de la derecha separatista. En duda quedó el resultado en la alcaldía de Cobija, donde los sondeos dieron un empate alrededor de los 49 puntos porcentuales.

En la alcaldía de Achacachi, departamento de La Paz, plaza fuerte del MAS donde ganó Morales con 97 por ciento en diciembre, se hizo efectivo el anunciado voto de castigo de los Ponchos Rojos, por la imposición de candidatos sin consenso, y ganó el Movimiento sin Miedo (MSM) con 47.69; el MAS obtuvo 18.31 por ciento.

En La Paz también se impuso un candidato del MSM, Luis Revilla, quien acompañado del actual alcalde de esta ciudad, Juan del Granado, encabezó por la noche un festejo en el que aseveró que la votación a favor de su partido es una respuesta muy firme de los paceños a los insultos, a la guerra sucia.

Revilla –ex aliado del partido en el gobierno hasta enero– dijo haber recibido 45 por ciento de los votos paceños, mientras que ATB atribuyó a la candidata del MAS, Elizabeth Salguero, 35.2 por ciento.

Morales se refirió al triunfo del MSM en La Paz en una rueda de prensa celebrada la noche de este domingo y dijo que si el alcalde quiere trabajar, bienvenido. Si no, ya aprendí a trabajar con los movimientos sociales de los municipios.

En Santa Cruz, de acuerdo con ATB, no habría segunda vuelta porque el ex prefecto derechista Rubén Costas, del partido Verdes, habría ganado la relección con 55 por ciento contra 33 por ciento del candidato del MAS, Jerjes Justiniano, pero de acuerdo con datos del estatal Canal 7, habría obtenido 43.76 contra 36.02 del MAS, lo que obligaría a una segunda vuelta.

En la plaza principal de Santa Cruz, tanto Costas como el candidato de su agrupación a la alcaldía, Percy Fernández, quien habría ganado la alcaldía con 55 por ciento de votos, encabezaban un multitudinario festejo.

Costas afirmó que ha llegado el tiempo en que la fuerza de la democracia derrote definitivamente a la tiranía y aseveró que con la fuerza lograda ahora Santa Cruz es imparable.

Entre gritos de gobernador, gobernador, llamó a que nadie se sienta excluido en la construcción de los nuevos gobiernos autonómicos.

Agregó que si el gobierno nacional es capaz de concordia, volveremos a proponer un gran pacto de concordia nacional, pero que nadie confunda nuestra mano tendida con una mano rendida.

Por la mañana, antes de emitir su voto en El Chapare, el presidente Evo Morales subrayó que Bolivia deja atrás la democracia pactada y por primera vez todas las autoridades van a ser elegidas con el voto del pueblo, en un Estado plurinacional con autonomías, algo histórico.

Pese a las victorias electorales de la derecha, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que la derecha no existe en términos de estrategia de poder.

El presidente de la Corte Nacional Electoral, Antonio Costas, informó que hubo una masiva participación ciudadana en la jornada electoral, para la cual estuvieron convocados cinco millones de ciudadanos. En juego estuvieron los nueve gobiernos departamentales, 337 alcaldes, 144 asambleístas departamentales, mil 887 concejales y 23 autoridades indígenas locales, subgobernadores provinciales y corregidores.

Al hacer un balance general de los comicios, Morales dijo por la noche que el MAS incrementó de 100 a unas 200 las alcaldías que controla su partido y llamó a los sectores opositores a sumarse al proceso de cambio que, dijo, es imparable.

En lo que se refiere a asambleístas departamentales, el MAS debe de haber incrementado sus triunfos en 300 o 400 por ciento, apuntó Morales. Que yo sepa, en ninguna alcaldía, en ningún departamento bajamos, en todos sumamos.

Si los opositores no pueden sumarse, puntualizó, por lo menos que aporten con gestión para que gane el pueblo en municipios y departamentos.