Mundo
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La desactivación de la lucha armada no resuelve el conflicto, advierte comunicado de ETA

Miles celebran el Día de la Patria Vasca

Juez de la Audiencia Nacional de España ordena el ingreso en prisión del abogado Joseba Agudo

Foto
Despliegue de la ikurriña, bandera nacional vasca, durante la movilización, ayer, de miles de independentistas para celebrar el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca)Foto Ap
Foto
Iñigo Urkullo, dirigente del PNV, durante los festejos en BilbaoFoto Reuters
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 20

Madrid, 4 de abril. Miles de personas convocadas por las formaciones independentistas Eusko Alkartasuna (EA) y la ilegalizada Batasuna se manifestaron de forma conjunta en el País Vasco para celebrar el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca) y lanzar un mensaje a los estados francés y español de que lucharán hasta lograr la soberanía.

Por un lado se concentraron miles de simpatizantes y militantes del moderado y conservador Partido Nacionalista Vasco (PNV), el cual gobernó la región durante casi tres décadas pero perdió el poder en los pasados comicios. El máximo dirigente del PNV, Iñigo Urkullo, acusó a la actual coalición gobernante, formada por el Partido Socialista de Euskadi (PSE) y el derechista Partido Popular (PP), de traer a Euskadi paro, deuda y parálisis, además de pretender imponer la España de Estado-nación.

Una movilización mucho más numerosa logró concitar la plataforma Independentistak, integrada por diversos partidos políticos, de manera destacada Eusko Alkartasuna (EA), Batasuna y Aralar, así como sindicatos y organizaciones sociales, todos de ideología independentista. En la marcha había representantes destacados de la izquierda abertzale (nacionalista), en un momento crítico tras las sucesivas ilegalizaciones de sus formaciones políticas, los encarcelamientos de sus principales dirigentes y el acoso policial y judicial a sus militantes.

Miren Legorburu, representante de esta formación, señaló que comienza una nueva fase de acumulación de fuerzas independentistas, en relación a una hipotética plataforma común entre EA y Batasuna, lo que abriría las puertas a una lista electoral común. En la manifestación también se criticó la política represiva de Francia y España en la resolución del conflicto, que a su juicio requiere de un nuevo proceso negociador amparado por organismos y personalidades internacionales.

La organización armada vasca ETA también se hizo presente en el Aberri Eguna a través de un comunicado, en el que afirmó que la desactivación de la lucha armada no resuelve el conflicto, en respuesta a la propuesta de un grupo de cuatro premios Nobel de la paz que pidieron una nueva mesa de diálogo y un decreto de cese de la violencia de ETA. Asimismo, el grupo armado insistió en sus tesis de salida negociada del conflicto, para lo que exigió respeto al derecho del pueblo vasco a decidir su futuro.

ETA también asumió su participación en el tiroteo que costó la vida al gendarme francés, pero negó la versión ofrecida por la policía, al señalar que los que habían iniciado la balacera habían sido los propios policías galos a pesar de que tenían inmovilizado a uno de los etarras. La policía francesa acusó a ETA de mentir y señaló: no podemos dar ningún crédito a un comunicado tan repugnante.

En otro asunto, el juez de la Audiencia Nacional española Fernando Grande Marlaska ordenó el ingreso en prisión provisional del abogado vasco Joseba Agudo Mancisidor, a quien acusa de ser el enlace de la organización armada vasca ETA en el exterior, sobre todo en América Latina.

Según el magistrado, Agudo tenía la encomienda de hacer llegar a la dirección etarra un supuesto dinero que se recaudaba en México, y era uno de los responsables de la organización de los etarras residentes en el exterior, en países como Suiza, Bélgica, Venezuela, Cuba, México, Uruguay y Cabo Verde.