Política
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Antonio Chedraoui, arzobispo de la Iglesia ortodoxa antioqueana

La CNDH me da risa, defiende al delincuente más que a la víctima
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 7

Ante la ola de violencia causada por el crimen organizado, el arzobispo metropolitano de la Iglesia ortodoxa antioqueana de México, Antonio Chedraoui Tannous, criticó la actuación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), porque “la verdad, me da risa, defiende al delincuente más que a la víctima.

Estamos acabando con el país. ¿Dónde está aquel México donde caminábamos por las calles y comíamos un taco? No lo veo, se transformó el hombre, sí, pero hacia el mal y no hacia el bien, manifestó el religioso al encabezar ayer la celebración de la Pascua de la Iglesia ortodoxa en México.

“Nosotros queremos una transformación hacia el bien, hacia el respeto a los derechos humanos, no al estilo de nuestra (Comisión Nacional de los) Derechos Humanos, que, la verdad, me da risa, defiende al delincuente más que a la víctima.

“Desgraciadamente siempre hay quejas de atropello de los derechos, ¿de quién? De los delincuentes.

Pero si nos matan en las calles, ahí están callados y no les importa la vida de los inocentes, destacó el arzobispo en su mensaje con motivo de la fiesta de la Resurrección, que la Iglesia ortodoxa antioqueana inició desde la noche del sábado.

En México, ya es suficiente, tanto que se ha regado con sangre de los inocentes y por encima nos meten leyes. ¡Que Dios nos salve!, se pronunció ante su feligresía en la misa en un templo ortodoxo ubicado en la colonia Roma.

Foto
Antonio Chedraoui en imagen de archivoFoto Marco Peláez

¿Ésa es la libertad?

Agregó que quienes cometen la serie de crímenes que asuelan gran parte del territorio nacional “no quieren la moral de la Iglesia, quieren la amoral de la sociedad. Duele mucho adónde ha llegado el nivel de la humanidad: ¿Dónde estamos? ¿Ésa es la civilización? ¿Ésa es la libertad? No, eso es libertinaje.

“¿Estamos viviendo una mentira? ¿Estamos viviendo una hipocresía? Eso es lo que vemos todos los días, lo que leemos en la prensa y vemos en la televisión.

Quiero preguntar: ¿cuál es el motivo de esas matanzas? ¿Acaso el hombre se ha vuelto aquel animal salvaje en la jungla donde no hay ley, donde no hay respeto y donde no hay amor?

Al final de su liturgia llamó a sus feligreses rezar para que con sus oraciones se alcance la paz en el país y el mundo.

Hoy es día de la Resurrección. Debemos alabar al amor, debemos reconocer que Jesucristo vino por nosotros, por amor. Nos salvó por amor y nos puso en el lugar donde debemos estar por amor y no por interés, destacó.