Política
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Preocupa uso de fondos públicos para apoyar a Nestlé; generará crisis de bajos precios, dicen

Caficultores exigen a Sagarpa dejar de promover la producción de café robusta
Matilde Pérez U.
 
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 14

Productores de café exigieron a Francisco Mayorga Castañeda, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), dejar de utilizar recursos fiscales para respaldar a la trasnacional Nestlé en su plan de incrementar la producción de café robusta en el país.

La postura de la Sagarpa lleva al quebranto a miles de pequeños productores –la mayoría indígenas– que después de dos décadas de fuertes crisis por los precios bajos, vislumbran una ligera recuperación en sus ingresos, pues por primera vez se tienen diferenciales positivos de venta globales superiores a 20 dólares por cien libras del grano aromático de mayor calidad.

Además, en Estados Unidos, principal mercado de exportación de México, están aumentando las importaciones de cafés arábigos lavados de alta calidad a precios más elevados que el tipo robusta y representan ya 40 por ciento del consumo, debido a que los consumidores rápidamente están disminuyendo la demanda de cafés solubles, para los cuales se utiliza el tipo robusta.

Nos preocupa el plan de Nestlé de promover un fuerte aumento en la producción de café robusta en el país, cuando existe sobreproducción de ese tipo de grano en el ámbito mundial, y sus precios se han desplomado hasta llegar a los 70 dólares las cien libras, asentó la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC) en el documento dirigido al titular de la Sagarpa.

La agrupación –que aglutina el mayor número de los pequeños productores– sostuvo que incrementar la producción mundial de café robusta –como pretende Nestlé– generará una nueva crisis de bajos precios, incluyendo los arábigos, que representan 96 por ciento de la producción nacional.

La organización advirtió que la pretensión de Nestlé es producir cafés más baratos, como los robustas y naturales para tener altas ganancias en el café soluble, situación que va en contra de la postura de los productores, quienes durante años han propuesto el fomento de consumo de cafés arábigos lavados, en tostado y molido, de mejor calidad y mejor preparación para que el consumidor mexicano conozca más los sabores del café nacional.

No estamos de acuerdo en que la Sagarpa y la coordinación ejecutiva de Amecafé (Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café) consideren como prioritario el plan de promoción de una mayor producción de café robusta, incluso se aplique una buena parte de los recursos fiscales a diversos programas, entre ellos el de trópico húmedo, y utilice al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias para producir plantas de robusta que tuvieran modificaciones transgénicas y eso se amplíe a otras variedades, lo cual derivaría en problemas de imagen para el café mexicano.

La CNOC consideró grave que el coordinador ejecutivo de Amecafé, Rodolfo Trampe, diga que los mercados de cafés especiales ya no tienen mucho futuro por estar saturados y de esa manera promueva el plan de Nestlé e invite a los productores a venderle más a esa empresa. Sostuvo que Trampe también promueve, junto con la Unión Nacional de Productores de Café de la Confederación Nacional Campesina, el nombramiento de representantes en los comités estatales de Amecafé que apoyen el proyecto de Nestlé y la desaparición del esquema del fondo de estabilización de precios.

La CNOC demandó al titular de la Sagarpa revise el funcionamiento del sistema producto café y a la Amecafé para impedir que los recursos públicos sean utilizados en intereses de particulares; analice el funcionamiento del fondo de estabilización de precios, y dejen de promoverse acciones que sólo generan confusión y controversia en el sector.