Política
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Homilía de Domingo de Resurrección

Todo mal, por profundo que sea, puede vencerse: Rivera
Gabriel León Zaragoza
 
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 15

Durante la homilía de Domingo de Resurrección, el cardenal Norberto Rivera Carrera lamentó que a causa de la situación económica y social que se vive en el país cada vez más jóvenes opten por el suicidio al no encontrar sentido a la vida y enfrenten con temor y desilusión su caminar por este mundo.

Escuchábamos las estadísticas de todos los jóvenes que en México han querido suicidarse. ¿Por qué será?, porque no le encuentran sentido a la vida. Necesitan que alguien les hable de la vida, de la resurrección y de que todo mal, por profundo que sea, puede ser vencido, manifestó en la misa con la que cerró el periodo de Semana Santa de este año.

En la Catedral Metropolitana el arzobispo primado de México consideró que en los tiempos actuales, donde los hombres caminan tan perdidos detrás del consumismo y de los falsos profetas, se hace urgente que haya cristianos portadores del mensaje de vida.

Foto
El arzobispo primado de México aseguró en la misa de Pascua que el mal no tendrá la última palabra en la destrucción que deja a su paso el crimen organizado en el paísFoto María Meléndrez Parada

Se pronunció por aquellos que viven bajo la tensión de las armas, los que entran y salen de nuestras fronteras en busca de una mejor vida para sí y sus familias. Por todos los que enfrentan la violación de sus derechos, por todos aquellos que constantemente viven bajo la persecución religiosa.

Al término de la celebración eucarística, elogió que en esta ocasión el templo luciera concurrido: veo una catedral llena en los días santos, veo que ustedes creen en la iglesia.

Por otra parte, Carlos Garfias, obispo de Nezahualcóyotl, en su mensaje de Pascua llamó a sus feligreses a no amedrentarse ante la cultura de muerte y violencia que acecha en el país.