Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 10 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El aumento en la matrícula no puede recaer en una sola institución, advierten expertos

Repliegue del Estado alienta universidades patito
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Sábado 10 de abril de 2010, p. 32

México es uno de los países de América Latina más rezagados en materia de cobertura universitaria, pues el porcentaje de alumnos atendidos está muy por debajo de la matrícula alcanzada, incluso en naciones que enfrentan condiciones económicas difíciles, como Cuba y Argentina, afirmaron especialistas en educación superior.

Ante la situación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la cual de 115 mil aspirantes lograron ingresar poco más de 10 mil, señalaron que no podemos permitir que el peso en el incremento de la matrícula recaiga en una sola universidad, aunque sea una de las mejores de América Latina.

Seguir con una política que no responde a las necesidades reales de la población que demandará su acceso a instituciones de educación superior de calidad, es cancelar el futuro de muchas generaciones, pero también del país.

Carlos Muñoz Izquierdo, catedrático de la Universidad Iberoamericana y ex director del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de esa casa de estudios, afirmó que ante la urgencia de fortalecer el sistema de educación superior del país parece que hay un repliegue del Estado, que alienta el crecimiento de una oferta educativa de baja calidad.

Resulta irónico, enfatizó, que sea la población juvenil de escasos recursos a la que frente a la falta de espacios en universidades públicas de calidad, no les queda otro remedio que acudir a opciones de dudosa valor académico, pero que además representan una doble carga para sus familias.

Romualdo López Zárate, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), señaló que el incremento de la cobertura universitaria es una vieja demanda, pero en los hechos “nos encontramos un gran impulso a las llamadas universidades patito, cuando la educación para los jóvenes debe ser considerada un derecho humano”.

De acuerdo con investigaciones de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) en 2007 la cobertura en educación superior era de 24.1 por ciento de la población entre 18 y 23 años, por lo que la meta de la administración federal de incrementar la matrícula hasta un 30 por ciento para 2012, implicaría atender de forma adicional a 2 millones 994 mil jóvenes.