Economía
Ver día anteriorLunes 12 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
La organización civil Al Consumidor solicita 9 amparos; admiten sólo uno
Susana González y Julio Reyna
 
Periódico La Jornada
Lunes 12 de abril de 2010, p. 24

Arbitraria y unilateralmente la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) se dio el lujo de proteger y privilegiar a las empresas de telefonía celular, al permitir que sigan cobrando a los usuarios que pierdan la línea o su saldo en caso de las tarjetas de prepago por no haberse inscrito en el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut).

Con lo anterior violó el artículo 28 constitucional, la Ley Federal de Protección al Consumidor y sus propias reglas internas, denunció en conferencia de prensa Al Consumidor, organización civil que solicitó los primeros nueve amparos contra el registro, aunque sólo uno fue admitido.

Es una protección, como patente de corso (el permiso que una autoridad otorgaba a particulares para atacar poblaciones enemigas), verdaderamente injusta e indebida de Cofetel, pues eso no lo estipulo el Congreso de la Unión. Las reglas de Cofetel no pueden estar por encima de la Ley Federal de Protección al Consumidor. Autoridades y empresas han olvidado que según el artículo 28 constitucional la ley protegerá a los consumidores, por lo que nos ampararemos para no pagar si nos niegan el servicio, aseveró Adriana Labardini, cofundadora de Al Consumidor.

Correcto, que se suspendan líneas: Profeco

En contraste, Antonio Morales de la Peña, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), calificó de correcta la suspensión de las líneas telefónicas que no fueron inscritas en el Renaut, pues así lo marca la ley, y mientras algún juez no diga lo contrario y señale que sea anticonstitucional, se debe cumplir y acatar.

En entrevista, enfatizó que más allá del punto de vista del consumidor, es necesario tomar en cuenta que el Renaut busca alcanzar un bien superior, que es la seguridad de todos, pues tiene como fin evitar las prácticas delictivas mediante los teléfonos celulares.

A diferencia del gobierno y las empresas de telefonía celular, los ciudadanos quedaron marginados de la discusión e instrumentación del Renaut y se desconoce el uso que se hará de sus datos personales, señalaron a su vez Daniel Gershenson, otro fundador de la organización, así como Mónica del Castillo Arias y Salvador Guerrero, dos de las nueve personas que decidieron ir al amparo.

El hecho de que más de 26 millones de usuarios hayan decidido no registrar su número celular representa un estrepitoso colapso de la confiabilidad en un instrumento diseñado para inhibir al crimen organizado, pues tal cifra supera los votos que en conjunto obtuvieron Andrés Manuel López Obrador y Roberto Madrazo en la elección presidencial de 2006, dijeron.

Labardini informó que Al Consumidor proporcionará información, instructivos y formas para ampararse contra la suspensión de su línea de celular (“Pa’ que te defiendas”) a toda persona que lo solicite al correo electrónico fernanda.alconsumidor@gmail.com.

Hasta este domingo la organización ha recibido 74 peticiones provenientes de todo el país. Enfatizó que quienes han decidido buscar el amparo no lo hacen por miedo, sino porque están inconformes con las reglas ilegales y mañosas de la Cofetel, que sólo protegen a las empresas y generan un estado de privilegios.

Sobre las acciones legales emprendidas por Al Consumidor contra el Renaut, explicó que sólo Leticia Flores, titular del juzgado séptimo de distrito en materia administrativa, admitió la solicitud de amparo de Mónica del Castillo Arias, y las otras ocho peticiones fueron rechazadas con el argumento de que no se habían suspendido las líneas, pero serán reingresadas en cuanto los usuarios tengan alguna afectación en el servicio.