Política
Ver día anteriorLunes 12 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En gran medida fue un promotor de la muerte, señala

Maciel, delincuente, afirma Vázquez Mota

Debe perseguirse a los cómplices que lo protegieron, dice la panista

Foto
La coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota, durante un encuentro con residentes mexicanos en Chicago, el pasado viernes, donde se habló de impulsar una iniciativa de reforma electoral en favor de los residentes en el exteriorFoto Notimex
Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Lunes 12 de abril de 2010, p. 5

La coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota, aseguró que Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo, debe ser considerado un delincuente y en gran medida promotor de la muerte. Asimismo, afirmó que los abusos sexuales a menores y toda una vida de corrupción fueron posibles por la complicidad de otros (y) porque el poder económico y político jugó a su favor.

La legisladora panista sostuvo que las investigaciones y denuncias del caso del fundador de la Legión de Cristo abrieron una agenda de dolorosas realidades e inaceptables complicidades e impunidades.

Vázquez Mota sostuvo que la historia de abusos sexuales contra menores, cometidos por Maciel, no es aislada y mucho menos puede considerarse episodio cerrado, y afirmó que el sacerdote fue en gran medida un promotor de la muerte y la destrucción de la verdad, la confianza y la honestidad. Promovió con su pederastia la muerte de esperanzas, de pedazos de vida de quienes fueron presa de su perversión y maldad.

Paradójicamente, señaló, Maciel construyó una orden que fue llevada por decenas de buenos hombres y mujeres que, en su mayoría, buscaron construir un mundo mejor. Pero Marcial Maciel deberá ser visto y tratado como lo que fue: un delincuente al que sus sotanas y redes de poder no pueden ni deben exculpar o matizar sus aberraciones y terribles actos.

La ex secretaria de Desarrollo Social citó la Biblia para resaltar su posición: “Los evangelios no dejan lugar a dudas: ‘… más le valdría que le ataran al cuello una piedra de molino y lo precipitaran al mar, antes que escandalizar a uno de estos pequeños”’.

Dijo que si bien no es partidaria de la venganza, sí lo es de la justicia y la libertad. “Maciel promovió el sufrimiento y fue protagonista de esas muertes lentas y dolorosas de quienes fueron abusados (sic) sin poder defenderse. No conforme con ello, torturó sus mentes y corazones al obligarlos a considerarlo ‘su padre’. A ratos parecía que esa devoción, construida y promovida a favor de ‘nuestro Padre Maciel’ –como se volvió costumbre llamarlo en sus comunidades–, superaba a la devoción que merecía el fundador de la Iglesia”, expresó.

Consideró insuficiente la carta emitida por la Legión de Cristo, en la cual pide perdón a las víctimas, y dijo que esa organización está obligada a la reparación del daño. Esas palabras sólo cobrarán vida cuando se enfrenten a cada niño, a cada joven ultrajado por Maciel. Aún vive un buen número. Sólo así será algo más que un arrepentimiento por escrito.

También opinó que debe perseguirse a los cómplices de Maciel, aquellos que lo protegieron y sacaron rentabilidad de sus redes económicas y políticas.

Planteó que todo esto debe servir de base para reconocer el abuso, los crímenes sexuales cometidos contra niños y jóvenes, para que se persiga y se castigue a los victimarios y no a las víctimas ni a quienes denuncian y se enfrentan a los pederastas.

Es urgente, dijo, trabajar en una agenda de prevención, de promoción y formación de valores, de acceso a la información, de redes de denuncia que encuentren sustentos reales en instancias legales y autoridades que impartan justicia, y en el trabajo permanente de miles de familias y de la sociedad civil.

Los agravios contra los menores, agregó, deben tener consecuencias reales e inmediatas para quienes cometen los abusos. La pederastia es un delito y un crimen grave que debe enfrentar consecuencias sin miramiento alguno. La pederastia escudada en las sotanas es todavía más condenable, expresó finalmente.