Ciencias
Ver día anteriorMartes 13 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Hay evidencias de que regula diferentes funciones reproductivas, explica el autor

Desarrollan en la UNAM parche anticonceptivo para hombres; está hecho a partir de serotonina
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Martes 13 de abril de 2010, p. 4

Como medidas anticonceptivas los hombres tienen apenas dos alternativas: la vasectomía y el condón. La primera es una cirugía prácticamente irreversible y el segundo produce alergias o irritaciones, entonces, ¿por qué no pensar en otras opciones?, se preguntó Francisco Javier Jiménez Trejo, quien desarrolla un parche anticonceptivo masculino a partir de algún análogo de la serotonina, durante su segunda estancia posdoctoral en la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Maestro en ciencias biológicas y doctor en ciencias de la producción y de la salud animal, y con un primer posdoctorado en el Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina, el veterinario Jiménez Trejo constató al realizar estudios con ratas algo que recientemente se comienza a sugerir en la literatura médica: el sistema reproductivo masculino y el sistema seritoninérgico están íntimamente ligados.

Propuesta menos agresiva

Los anticonceptivos siempre son más agresivos para la mujer que para el hombre, sea porque desestabilizan su sistema hormonal o porque son más intrusivos; y los masculinos, aunque son buenas opciones, no sirven para todos, por lo que me propuse desarrollar un adhesivo cutáneo que liberara gradualmente una sustancia que les permitiera llevar su vida sexual de manera responsable.

Hasta el momento los experimentos con ratas son alentadores, y el veterinario dice que las cosas van por buen camino, aunque falta afinar algunos detalles, como el de los protocolos de investigación, o realizar más pruebas, porque dar el salto de un trabajo con animales a un producto diseñado para el humano no es fácil y lleva mucho tiempo.

xiste evidencia de que esta monoamina regula diferentes funciones reproductivas; por ejemplo, si disminuye, la pubertad en los mamíferos machos se retrasa, y cuando los niveles en el plasma son muy altos en los humanos, se produce azoospermia, es decir, infertilidad.

Además, aclaró el docente, la serotonina desempeña un papel muy importante en los procesos de maduración espermática y parece que también en el mantenimiento de las células germinales del testículo.

“Por esta razón, hemos optado por desarrollar un parche a partir de un análogo de la serotonina, que se colocaría cerca de los testículos. La opción ha sido poco explorada hasta ahora, pero abre nuevos horizontes, porque nuestros estudios sugieren que la enzima sintetizadora de serotonina está presente en los genitales masculinos; además, ahora sabemos que la cabeza del epidídimo –tubo estrecho y alargado a un lado del testículo, por donde pasan los espermatozoides para concluir su proceso de maduración– cuenta con un sistema seritoninérgico propio.”

El punto medular es atacar este sistema, pero a nivel local, ya sea en el testículo o en la cabeza del epidídimo. De esta manera lograríamos que los espermatozoides no maduraran y afectaríamos su motilidad, evitando que se den ciertos procesos que tienen lugar en el tracto reproductor femenino, donde se realiza la fecundación.

Esta serie de descubrimientos quizá haga posible, en un futuro cercano, desarrollar lo que se conoce como un método anticonceptivo ideal, es decir efectivo, económico, seguro, reversible y de fácil aplicación.

Sin embargo, por el momento se debe explorar más con la serotonina, porque se trata de una neurohormona que puede tener efectos inesperados a nivel emocional o sexual, es decir, tanto en el cerebro humano como en el testículo y el epidídimo.

Añadir un comentario