Política
Ver día anteriorMiércoles 14 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Acepta que Galván solicitó a los senadores mejorar el marco jurídico con el que actúa el Ejército

Desmiente SG a Sedena: no existe rechazo de mandos a lucha antinarco

Cumplen cabalmente las instrucciones del Presidente de la República, precisa Gómez Mont

Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de abril de 2010, p. 5

El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, negó que haya resistencia de mandos militares para continuar en la lucha contra el narcotráfico y aseveró que todos los miembros del Ejército cumplen cabalmente las instrucciones que reciben del Presidente de la República, comandante supremo de las fuerzas armadas.

La Jornada publicó ayer que durante la reunión privada de integrantes del gabinete de seguridad nacional con senadores –realizada el lunes pasado–, el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván, advirtió a los coordinadores parlamentarios que ya hay resistencias de algunos generales a participar en el combate a la delincuencia organizada, porque carecen de protección legal para ello.

El tema incomodó al gobierno y motivó que Gómez Mont ofreciera una conferencia de prensa donde, si bien admitió que el general secretario solicitó a los legisladores mejorar el marco jurídico sobre el cual actúan las fuerzas armadas, sostuvo que en ningún momento fue emitida la expresión que reprodujo este diario acerca de la resistencia de mandos militares a seguir en la lucha antinarco.

Todos los generales de las fuerzas armadas están subordinados a sus líneas de mando y todos, institucionalmente, obedecen al Presidente de la República, expresó Gómez Mont.

Durante el encuentro con senadores, y frente a reporteros, el funcionario defendió la labor y capacitación de las fuerzas armadas y aseguró que éstas cuentan con el reconocimiento de los civiles por el enorme esfuerzo que hacen para proteger a los mexicanos de los embates más violentos.

No podemos olvidar que las fuerzas armadas actúan para defender los derechos de la ciudadanía, no para coartarlos.

También rechazó que el fuero militar sea espacio de impunidad. Puso como ejemplo que la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el activista guerrerense Rosendo Radilla obliga al Estado mexicano a sacar del fuero militar la desaparición forzada de personas.

El secretario de Gobernación insistió en que las violaciones a la ley por parte de militares son casos aislados y que los tribunales castrenses funcionan con celeridad, eficiencia y severidad.

Del caso de los dos niños asesinados en un retén militar en Nuevo Laredo, Tamaulipas, informó que la investigación está en proceso para recopilar las versiones de todos los involucrados, porque presentar los hechos como un fenómeno aislado de agresión no tiene precedentes en el comportamiento de nuestras fuerzas de seguridad.

Tenemos que ver –añadió– cómo lo vivieron desde dentro del vehículo y cómo se vio desde fuera. Estamos comprometidos a hacer una investigación que dilucide todas esas dudas y le reitero el respeto profundo al dolor de esa madre que vio morir en sus brazos a su hijo. Frente a ello no haré más especulaciones, expresó el funcionario.

Gómez Mont siguió en su defensa a la actuación de elementos castrenses; por ejemplo, dijo, en casos relacionados con violación, algunos militares fueron sometidos a la justicia ordinaria.

Por otra parte, el titular de Gobernación dio respuesta a críticas emitidas por el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, a la estrategia contra el crimen llevada a cabo por el presidente Felipe Calderón.

El mes pasado, el mandatario estatal comentó que Calderón le pegó al avispero, se encerró en Los Pinos y dejó un desmadre en el país (según consignaron corresponsales y agencias); hace algunos días, Moreira declaró que la lucha contra el narcotráfico era de Calderón, quien en principio tomó a los gobiernos estatales como auxiliares y ahora, al enviar a todos los policías federales a Ciudad Juárez, dejó a los propios gobernadores la responsabilidad de hacer frente a lo que el Ejecutivo inició.

Molesto, incluso enojado, Gómez Mont dijo al priísta: No hay espacio para voltear la mirada o para hacerse el tonto. Aquí todos le tenemos que entrar. ¿Qué creen que dejando de contener, dejando andar a los sicarios, a los asesinos, a los secuestradores, a los extorsionadores, van a estar respetando a la gente?, planteó al tiempo de pedir al gobernador de Coahuila que deje de hacer recriminaciones.

En otro tema, respecto de las agresiones a representaciones diplomáticas de Estados Unidos en México, Gómez Mont informó que ya hay un dispositivo de seguridad para reforzar la vigilancia en tales inmuebles (consulados) y adjudicó los hechos a acciones de grupos delincuenciales en pugna que quieren, de esta forma, calentar la plaza. Por ello, descartó que las agresiones tengan motivaciones de tipo político.