Política
Ver día anteriorViernes 23 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La aprehensión de Álvarez, fruto de la cooperación México-EU

La inseguridad la tenemos enfrente y no podemos girar la cabeza: Pascual
David Carrizales
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 23 de abril de 2010, p. 5

Monterrey, NL, 22 de abril. Desde 2008, cuando se firmó la Iniciativa Mérida, Estados Unidos ha destinado a México mil 300 millones de dólares para combatir el narcotráfico, porque ésta es una prioridad que cuenta con el compromiso de los más altos niveles en ambos gobiernos, aseguró el embajador Carlos Pascual.

Como parte de esa cooperación, dijo el diplomático estadunidense, se logró la detención, la noche del miércoles en el estado de México, de Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio, segundo en el mando dentro del cártel de los Beltrán Leyva.

Si el gobierno de Washington enfoca la atención en los asuntos de inseguridad, no es porque sólo quiera ver ese aspecto de la relación bilateral, sino que es algo que tenemos enfrente y no podemos girar la cabeza y pretender que no está ahí, dijo.

Si se resuelve el problema de la inseguridad, se creará el espacio para poder trabajar en otros rubros importantes, como los económicos, del medio ambiente e impulsar el uso de la energía renovable, agregó.

Ambos países le dan gran importancia al papel de la educación y por ello destinan grandes cantidades de recursos, aunque hay otros que aplican todavía más presupuesto como porcentaje del producto interno bruto, entre las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Tristemente, los resultados que tenemos en la lista son de los más bajos. México y Estados Unidos estamos gastando mucho dinero y no tenemos los mejores resultados; alguien está haciendo esto mejor que nosotros y tenemos que aprender de ellos, dijo el diplomático.

Al participar en un reunión con empresarios y académicos, denominada Monterrey Venture Capital Conference 2010, señaló que la seguridad no es sólo una prioridad para el gobierno mexicano, sino también para el estadunidense. Si queremos ampliar nuestra relación comercial, debemos pensar de manera audaz y explorar proyectos piloto que utilicen la tecnología para reducir la congestión en la frontera común.

Para ello, necesitamos autorizar que inspectores aduanales y agrícolas revisen cargamentos en zonas comerciales lejos de la frontera geográfica, y permitir que los contenedores preinspeccionados se muevan con seguridad y rapidez, pasando la frontera por corredores designados.

Agregó que el clima de inversión en México se ha revolucionado en la última década, primero con la implementación del Tratado de Libre Comercio y después, tras la crisis de 1994, el sistema bancario se fortaleció y los fundamentos macroeconómicos han sido buenos en general.

Sin embargo, el crecimiento del PIB no ha sido tan fuerte como pudo haber sido, pues mientras los llamados tigres asiáticos y países de Sudamérica crecieron a una tasa de 6 y 7 por ciento o más, México creció apenas 3 puntos.

Esto es así, porque muchos mexicanos no están en el sistema bancario formal, y no hay la liquidez necesaria para los tipos de ideas innovadoras que salen de las universidades y los centros de investigación, consideró el embajador Pascual.

Destacó que México tiene mucho potencial para crecer porque ofrece ventajas estratégicas en comparación con el resto de América Latina, como son su desarrollado mercado de consumo, su proximidad geográfica con Estados Unidos, el relativamente bajo costo de su mano de obra, bienes y servicios, además de un avanzado sistema de universidades, varias iniciativas de investigación y desarrollo, y núcleos regionales de tecnología.