Estados
Ver día anteriorMartes 27 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Un grupo de 15 a 20 internos los apuñaló cuando iban a la enfermería para una revisión

Asesinan a cuatro presuntos zetas a su llegada al penal de Mazatlán

Según funcionario estatal, los custodios estaban ocupados en el control de visitas conyugales

Las víctimas, supuestamente implicadas en tiroteo en que murieron comuneros afectados por presa

Foto
Juan Maximino Montiel Agüero, César Gustavo Arellano Quintero, Juan Arellano Chiquete y Jesús Alejandro Raygoza Ramírez, presuntos pistoleros del cártel de Los Zetas, fueron asesinados con armas blancas poco después de su ingreso al penal de MazatlánFoto Javier Valdez Cárdenas
Javier Valdez Cárdenas
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 27 de abril de 2010, p. 30

Culiacán, Sin., 26 de abril. Apenas 15 minutos después de haber ingresado al penal de Mazatlán, cuatro internos fueron asesinados a puñaladas por un grupo de reos en un área contigua a la enfermería.

Los ahora occisos (Juan Maximino Montiel Agüero, César Gustavo Arellano Quintero, Juan Arellano Chiquete y Jesús Alejandro Raygoza Ramírez) fueron detenidos el viernes por el Ejército Mexicano en la comunidad de Palmillas, municipio de Escuinapa, en posesión de armas de alto poder y cartuchos. Posteriormente fueron turnados al Ministerio Público Federal con sede en dicho municipio y consignados ante el juzgado noveno de distrito.

La tarde del domingo los trasladaron al penal de Mazatlán, acusados de portación de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas, delitos contra la salud, uso de vehículo blindado, robo de autos y asociación delictuosa, entre otros.

Fortino Bórquez, subsecretario de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa, informó que cerca de las 19 horas los reclusos iban a ser sometidos a una revisión médica cuando unos 15 o 20 presos con el rostro cubierto, irrumpieron y los apuñalaron.

Se estaba dando entrada a la visita conyugal y todos (los custodios) estaban en el control. Al entrar al área médica los muchachos fueron sorprendidos por unos 15 o 20 internos que los estaban esperando, dijo Bórquez.

El funcionario opinó que la violencia en las cárceles de Sinaloa refleja lo que ocurre en las principales ciudades del estado.

Al cierre de esta edición, las autoridades penitenciarias no habían proporcionado información sobre la identidad de los agresores.

Miguel Ángel Campos Ortiz, delegado de la Procuraduría General de la República (PGR), informó que se presume que los asesinados formaban parte del cártel de Los Zetas y habrían participado en la instalación de retenes en la carretera México 15, cerca del municipio de Escuinapa, en marzo y abril pasados.

También se presume que participaron en el enfrentamiento entre sicarios ocurrido el 20 de marzo en el municipio de Elota, donde murieron nueve personas.

En esa refriega perecieron seis comuneros de los poblados afectados por la presa Picachos –quienes regresaban a sus comunidades después de protestar en Culiacán y quedaron atrapados en el fuego cruzado–, y una persona que vestía un falso uniforme de la Policía Federal.

El funcionario federal informó que continuarán las investigaciones sobre las actividades de las víctimas y la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa informó que se abrió la averiguación previa 82/2010 por los asesinatos.

Con estos homicidios suman 11 los cometidos en penales de Culiacán y Mazatlán este año. El 16 de abril, en uno de los baños de la cárcel de Mazatlán, fueron asesinados Luis Enrique Zataráin Rodríguez y Jesús Noé Moreno López.

El penal de Culiacán, donde han sido ultimados seis reos, alberga unos 3 mil 100 internos, pero su capacidad es de cerca de 2 mil 800. En total, en Sinaloa hay una población penitenciaria de cerca de 7 mil reclusos. La prisión más poblada es la de Culiacán, seguida por las de Mazatlán y Los Mochis, cada una con más de mil 800 reos.

Añadir un comentario