Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 27 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Estar gordito no es estar sano; empresas deben sumarse para sustituir productos chatarra

En 20 años se triplicó la obesidad: Ssa
Matilde Pérez U.
 
Periódico La Jornada
Martes 27 de abril de 2010, p. 42

El titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Ángel Córdova Villalobos, aseguró que las acciones del gobierno para combatir la obesidad en la población, particularmente entre los escolares, no se frenarán, pues en los pasados 20 años esa enfermedad se triplicó de manera imperceptible.

Tras conocer la campaña diseñada por alumnos de la Universidad Iberoamericana (Uia) en torno al programa Cinco pasos por tu salud para vivir mejor, asentó que el gobierno está preocupado por garantizar a la población de menores recursos una cobertura universal de salud de calidad. Para los pobres no debe ser una caridad ir a los hospitales.

Insistió en que debe actuarse de manera enérgica y contundente para combatir el sobrepeso y la obesidad, pues ahora estar gordito no es estar sanito. Las acciones requieren del apoyo de universidades y académicos.

Destacó que los gustos se adquieren de niño, por ello la Ssa está por concluir, junto con la Secretaría de Educación Pública, los lineamientos de carácter obligatorio para todas las escuelas públicas para combatir y evitar la obesidad y el sobrepeso.

Ese programa incluirá la enseñanza a los niños de cómo nutrirse adecuadamente, y deben sumarse las industrias productoras de alimentos, pues es necesario reducir 90 por ciento la oferta de productos que promuevan la obesidad.

Ana Bertha Pérez Lizaur, directora del Departamento de Salud de la Uia, habló de la importancia de compartir las campañas que desarrollan las universidades para combatir la obesidad y el sobrepeso de los estudiantes, académicos, personal administrativo y de intendencia, pues cada sector requiere de información diferente.

Cambiar los hábitos alimentarios entre los niños y la población en general, requiere acciones diarias, en pequeños detalles, pues actualmente los mexicanos consumen una ración de frutas y verduras cuando debe aumentarse a cinco; también deben acostumbrarse a beber agua sin edulcorantes o saborizantes y compartir con los demás tanto su comida como la información nutricional. En el caso de los niños, hay que esforzarse, pues ellos requieren probar un alimento hasta ocho veces para que les guste.

Ese gusto debe fomentarse tanto en los hogares como en las cooperativas de las escuelas, involucrando a las madres de familia, pues algunas de ellas participan en la venta de los alimentos; si se les enseña y se les dan recetas para preparar los alimentos de manera diferente, se avanzará en el combate de la obesidad y el sobrepeso.