Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 1º de junio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Presenta acusación contra encubridores

Denuncia diputada ante la PGR a los legionarios
Alfredo Méndez y Gabriel León
 
Periódico La Jornada
Martes 1º de junio de 2010, p. 37

En calidad de representante popular de los ciudadanos mexicanos, la diputada federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Leticia Quezada Contreras, denunció penalmente al director y secretario general de los legionarios de Cristo, Álvaro Corcuera y Evaristo Sada, respectivamente, por considerarlos presuntos responsables de los delitos de pederastia, violación, corrupción de menores, lavado de dinero, evasión fiscal, posible almacenamiento y distribución de pornografía infantil, además de delincuencia organizada.

La legisladora presentó ayer una denuncia en la Procuraduría General de la República (PGR) contra los directivos de la congregación religiosa legionarios de Cristo, fundada por el sacerdote Marcial Maciel.

Quezada Contreras también implicó en el caso al rector de la Universidad Anáhuac, Jesús Quirce, y señaló como encubridores de los delitos mencionados al cardenal Norberto Rivera Carrera y al obispo de Tepic, Ricardo Watty, designado por el papa Benedicto XVI para investigar los centros legionarios de México y Centroamérica.

Consultado sobre la denuncia, el vocero de los legionarios de Cristo, Javier Bravo, señaló que se trata de una demanda sin fundamento en muchos aspectos –no especificó cuáles–, además de que fue presentada contra mucha gente. Dijo que los abogados de la congregación religiosa ya están viendo el tema.

La arquidiócesis de México señaló que al haberse incluido en la querella a Rivera Carrera, por encubrimiento, se confirma lo que nosotros una vez dijimos públicamente: el PRD es el enemigo más grande que tiene la Iglesia (católica) en el país.

En relación con la denuncia de hechos presentada, la congregación emitió por la noche un comunicado en el cual manifestó que con independencia de que atenderemos oportunamente cualquier requerimiento de la autoridad, desde este momento negamos haber cometido delito alguno. Concluyó que se trata de denuncias gratuitas, cuyo fin es generar un ambiente de linchamiento mediático carente de todo sustento legal.