Política
Ver día anteriorMartes 15 de junio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Narcoviolencia
En Zitácuaro, una masacre de federales

Perecen 12 agentes en una emboscada en el paraje Lengua de Vaca

Hubo bajas del lado de los criminales, pero sicarios se llevaron los cuerpos: SSP

Foto
Paraje Lengua de Vaca, donde fueron emboscados los agentes federalesFoto Agencia Esquema
Eduardo Ferrer
La Jornada Michoacán
Periódico La Jornada
Martes 15 de junio de 2010, p. 2

Morelia, Mich., 14 de junio. Sí, fue una masacre, dicen testigos, cuando cuentan que el convoy conformado por unos 40 agentes de la Policía Federal (PF) fue emboscado por un grupo de presuntos narcotraficantes en el municipio de Zitácuaro, ubicado a unos 146 kilómetros al oriente de esta capital.

El saldo oficial: 12 policías muertos y al menos 15 heridos, de los cuales siete se debaten entre la vida y la muerte. Varios de los agresores perdieron la vida y otros resultaron heridos, pero fueron retirados por sus cómplices, reportó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

Alrededor de las 8:15 de la mañana de este lunes, en un tramo de la carretera que comunica a Zitácuaro con Toluca, estado de México, conocido como Lengua de Vaca, los agentes federales se trasladaban en dos grupos, distribuidos en ocho camionetas con seis agentes a bordo.

Justo a la mitad de dicho tramo carretero, presuntos integrantes del grupo criminal La Familia Michoacana les cerraron el paso con dos vehículos de alto tonelaje: un autobús turístico y otro de los que se usan para el transporte público colectivo.

En esa ratonera, 10 agentes policiacos fueron abatidos casi al instante, perforados por la lluvia de balas que salieron de dos docenas de metralletas AK-47 y AR-15. Como pudieron, algunos uniformados repelieron la agresión y emprendieron la huida.

Sin embargo, un par de kilómetros más adelante, sobre la misma vía y en las inmediaciones de un plantel del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), los sicarios les dieron alcance y volvieron a descargar sus armas.

El caos y la muerte se apoderaron de la zona. Tuvieron que pasar cerca de 30 minutos para que la policía y los servicios de emergencia municipales llegaran en búsqueda de algún sobreviviente.

Aproximadamente a las 10 horas, soldados adscritos a la 21 Zona Militar resguardaron la escena del crimen y sitiaron los accesos y salidas del municipio.

Autoridades y funcionarios municipales de Zitácuaro sostienen la hipótesis de que el ataque pudo haber sido una reacción del crimen organizado por la serie de decomisos de armas y enervantes que la PF realizó en el transcurso de viernes y sábado pasados.

En un comunicado, la SSP federal precisó que el convoy de agentes acababa de salir del municipio de Hidalgo, donde había cumplido una misión de protección social, y que su destino era la capital del país.

Señaló que durante la agresión, policías federales repelieron el ataque; en consecuencia varios agresores perdieron la vida y otros más resultaron heridos; los cadáveres y lesionados del grupo de personas armadas fueron retirados del punto por sus cómplices.

La dependencia reconoció la muerte de 12 agentes federales. Sin embargo, dos de los 11 agentes heridos que fueron trasladados al hospital general Adolfo López Mateos de Toluca, estado de México, murieron en el camino, afirmaron fuentes del nosocomio y autoridades de Michoacán.

Luego de recibir las primeras atenciones en ese nosocomio, al filo de las 15 horas, seis policías federales cuyo estado de salud es grave fueron trasladados en helicóptero al Hospital Ángeles del Pedregal, en el Distrito Federal.

Fuentes de la SSP federal indicaron que fueron al menos 15 los elementos de la Policía Federal que resultaron heridos, la mayoría por impactos de bala. Algunos fueron trasladados a un hospital de Morelia.

Abandonan cuerpo de gatillero

La policía municipal de Maravatío reportó la muerte de un sujeto encapuchado que alrededor de las 14 horas fue abandonado por los ocupantes de una camioneta negra frente a la puerta principal del hospital Balbuena de esa demarcación.

El personal del nosocomio intentó auxiliarlo, pero falleció debido a siete heridas de bala en el abdomen. Se presume que éste habría sido uno de los sicarios de la masacre de Lengua de Vaca.

Por su parte, el vocero de la Procuraduría General de la República, Ricardo Nájera, informó que esa dependencia atrajo la investigación sobre el ataque a los policías federales.

El funcionario agregó que el Ministerio Público federal con sede en Michoacán inició una averiguación previa por los delitos de homicidio y violación a la Ley Federal de Armas y Explosivos contra quien resulte responsable.

La Secretaría de Gobernación manifestó anoche su más enérgica condena por el ataque perpetrado en Zitácuaro.

Señaló Gobernación en un comunicado de dos párrafos que los policías fueron cobardemente agredidos luego de cumplir una misión de protección social en distintos municipios de Michoacán.

Envió también su más sentido pésame a los familiares de los fallecidos, y reitera que hará uso de todos los medios lícitos a su alcance para castigar a quienes, mediante la violencia, atenten contra la vida y la integridad de los miembros de la sociedad o de los propios agentes de la autoridad.

Asimismo, subrayó el reiterado rechazo a los actos de barbarie que practican las organizaciones criminales en sus luchas intestinas, contra otras bandas y contra los agentes de la autoridad, y ratificó su firme compromiso con el imperio de la ley, así como con la seguridad y la tranquilidad de todos los mexicanos.

Con información de Ernesto Martínez e Israel Dávila, corresponsales, y Alfredo Méndez, reportero

Añadir un comentario