Cultura
Ver día anteriorSábado 26 de junio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Desde México, hoy se efectúa el lanzamiento mundial de Frida Kahlo: sus fotos

Documentan en un libro el papel de la fotografía en la vida de Frida

El volumen, coordinado por Pablo Ortiz Monasterio, se publica en español, francés, inglés, alemán y portugués

El acervo estuvo más de 50 años en un baño tapiado de la Casa Azul

Foto
Frida, a los nueve años, en imagen del 15 de junio de 1919, incluida en el libro Frida Kahlo: sus fotos, coeditado por el Museo Frida Kahlo y Ediciones RMFoto Guillermo Kahlo
Foto
Frida Kahlo, 1946, en Nueva YorkFoto Nickolas Murray
Foto
Frida Kahlo en la Casa Azul, de Coyoacán
Foto
La artista Frida Kahlo en imagen de 1946, en Nueva YorkFoto Nickolas Murray
Ángel Vargas
 
Periódico La Jornada
Sábado 26 de junio de 2010, p. 8

Imágenes inéditas de su persona, familia, intervenciones quirúrgicas, viajes, amigos, amores, fuentes de inspiración y modelos pueden encontrarse entre las poco más de 400 fotografías que integran el libro Frida Kahlo: sus fotos, cuyo lanzamiento mundial tendrá lugar este sábado en México.

Traducido a cinco idiomas –español, francés, inglés, alemán y portugués–, el volumen fue coeditado por el Museo Frida Kahlo y Ediciones RM, a partir de una selección del amplio archivo gráfico que la artista y su esposo, el pintor Diego Rivera, lograron atesorar hasta la muerte de la artista, en 1954, conformado por un total de 6 mil 500 imágenes.

Este acervo permaneció oculto durante más de medio siglo, tapiado en el baño de la Casa Azul –el domicilio de Frida–, hasta que fue descubierto a mediados de 2007, al lado de otros objetos personales de la creadora, como dibujos, cartas, vestidos y medicinas.

Tal hallazgo representa la revelación más importante que se haya hecho en ese sitio, ahora Museo Frida Kahlo, desde el deceso de la pintora, según se afirmó en su momento.

En el libro se ilustra el relevante papel que jugó la fotografía en la vida de esta artista desde su infancia, condicionada muy seguramente por el cariño y la admiración que profesó por su padre, el fotógrafo de origen alemán Guillermo Kahlo, de quien aprendió el gusto por la ciencia y el arte, pero sobre todo por las imágenes.

Ligues breves

De igual manera, las fotografías reunidas en este material dan cuenta de una etapa importante de México durante la primera mitad del siglo XX.

No sólo por encontrarse retratos de grandes personajes de diversos ámbitos de aquella época, por ejemplo Henry Ford, Marcel Duchamp, Paulette Goddard, André Breton, Rufino Tamayo, David Alfaro Siqueiros, León Trotsky y Sergei Eisenstein, entre otros.

También por representar un muestrario de talentosos e importantes maestros de la cámara a escala mundial. Así es posible apreciar obra de Man Ray, Martin Munkácsi, Fritz Henle, Edward Weston, Nicolás Murria, Tina Modotti, Pierre Verger y Lola y Manuel Álvarez Bravo.

Por si eso no fuera suficiente, existen además fotos tomadas por la propia Frida o atribuidas a ella, aunque son muy escasas: apenas se encontraron cuatro firmadas por ella en 1929, lo que se califica como una de las grandes sorpresas de este archivo.

Distribuidas a lo largo de 522 páginas, las imágenes son acompañadas de ensayos en los que especialistas de diversos países proponen una lectura, desde diferentes campos, al acervo fotográfico de la pintora.

Por ejemplo Masayo Nonaka, de Japón, escribe sobre la influencia que Frida recibió de su madre, Matilde Calderón; los académicos alemanes Gaby Franger y Rainer Huhle exploran la importancia de Guillermo Kahlo, su padre, en la obra de la artista; y la investigadora mexicana Laura González Flores habla sobre el espacio mágico que fue la Casa Azul.

Al provenir del archivo personal de Frida, resalta asimismo el apartado en el que se recogen los retratos de quienes fueron sus amigos más cercanos, sus familiares, incluso sus amantes, pero sobre todo de su adorado Diego.

Foto
Frida besando a una persona no identificada

Al respecto, comenta el investigador James Oles en el capítulo 5 del libro, titulado Amores: “En cuanto a las fotografías que podemos relacionar directamente con Frida Kahlo, algunas sí dan cuenta de sus breves ligues y de sus prolongados amores –más allá de su relación con Rivera, lo cual merece un análisis aparte–, pero por lo general requieren de una confirmación derivada de su biografía o de su correspondencia, ya que la evidencia visual no es concluyente por sí misma”.

Ejemplos de estas imágenes son la de Frida en la cama, compartiendo sábanas con una rubia; otra de una muchacha, literalmente enseñándole el calzón, con las piernas abiertas y dedicatoria que dice: esta es mi posición en la vida; varias de Alejandro Gómez Arias, su amor de adolescente; de un arquero musculoso, de un par de chicas en bikini y de dos solados.

Imágenes mutiladas por la artista

Otro de los capítulos que llama la atención es en el que aparecen fotografías mutiladas por la propia Frida. La pintora tenía la costumbre de recortar los rostros de quien quería tener más cerca o bien quitar el cuerpo entero de quien no quería ver nunca más.

Siete son los temas en torno de los cuales gira Frida Kahlo: sus fotos: los orígenes de Frida, sus padres, la Casa Azul, el cuerpo roto, los amores de la artista, la fotografía de autores destacados y la lucha política.

A decir del curador e historiador de fotografía Pablo Ortiz Monasterio, quien se encargó de la selección fotográfica y la coordinación editorial del libro, este archivo fotográfico es producto del tesón de Frida, quien lo conservó, trabajó y disfrutó.

Refleja de manera clara los intereses que tuvo a lo largo de su tormentosa vida: la familia, su fascinación por Diego y sus otros amores, el cuerpo accidentado y la ciencia médica, los amigos y algunos enemigos, la lucha política y el arte, los indios y el pasado prehispánico, todo ello arropado por la gran pasión que tuvo por México y lo mexicano, apunta el especialista en la introducción del volumen.

En su casa (de Frida) siempre hubo una cámara, se registraban los momentos importantes, los lugares pintorescos, las reuniones con los amigos, los objetos, animales y gentes que pudieran ser de interés para utilizarlos como modelos en la pintura.

Nueva aproximación al universo de Frida Kahlo

La publicación del libro Frida Kahlo: sus fotos, coeditado por el museo que lleva el nombre de la artista y Ediciones RM, plantea nuevos atisbos sobre la vida y obra de la pintora. Las fotografías aquí reproducidas forman parte del volumen vertido en cinco idiomas que hoy será lanzado desde México, las cuales ofrecemos a los lectores de La Jornada a manera de adelanto, con autorización de los editores

Añadir un comentario