Estados
Ver día anteriorMartes 6 de julio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Suman 12 muertos en NL por el paso del huracán Álex; al menos 80 escuelas destruidas

Persisten lluvias en el norte; el desastre se extiende a Coahuila

Hay alrededor de 10 mil damnificados y 350 casas cubiertas por el agua

Los daños ascienden a más de mil millones de pesos: Moreira

Foto
El puente internacional número uno, que comunica Piedras Negras con Eagle Pass, Texas. Se prevé que crecerá el nivel del río BravoFoto y La Jornada
Foto
En el municipio de Nueva Rosita, Coahuila, el río Alamos se desbordó y las autoridades cerraron la carretera San Juan de Sabinas-Melchor MúzquizFoto Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 6 de julio de 2010, p. 31

Saltillo, Coah., 5 de julio. La zona norte de Coahuila está incomunicada debido a que la carretera federal 57 quedó cubierta por las aguas que se desbodaron del río Sabinas, mientras algunos tramos del libramiento de Nueva Rosita quedaron inundados por el río Álamos, a causa de las incesantes lluvias.

Brigadas de Protección Civil y bomberos rescataron en lanchas y helicópteros a un centenar de damnificados que subieron a techos de viviendas y árboles en los municipios de Sabinas y el vecino San Juan de Sabinas. En este último hay varias personas desaparecidas, informó el alcalde Antonio Nerio Maltos.

Francisco Reyes, jefe de bomberos local, dijo que hay al menos 350 viviendas bajo el agua y 500 familias se guarecieron en albergues tras el desbordamiento del río Álamos. En el vecino Sabinas, el río del mismo nombre creció hasta alcanzar una anchura de 300 metros en algunos tramos. Las autoridades desalojaron de sus hogares a unas 3 mil personas.

La zona de desastre se extiende a los municipios de Progreso, Nadadores, Escobedo, General Cepeda, Melchor Múzquiz, Juárez, Candela, Castaños, Frontera, Monclova, Lamadrid, Sacramento, Abasolo y San Buenaventura, donde el ciclo escolar concluyó este lunes de manera anticipada.

No han ocurrido muertes, pero en materia económica es la mayor contingencia que hayamos vivido. El número de damnificados podría llegar a 10 mil y los daños ya rebasan mil millones de pesos, dijo el gobernador Humberto Moreira Valdés.

Hay problemas en todo el estado, pero la región carbonífera es la más afectada y le sigue la zona centro. En Acuña se desbordó el arroyo Las Vacas y se vinieron abajo varias viviendas, añadió.

Antes de que la Secretaría de Gobernación (SG) emitiera la declaratoria de desastre para los municipios de Abasolo, Candela, Escobedo, Frontera, Monclava, Ramos Arizpe y Saltillo, el mandatario dio a conocer que no esperará los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), por la burocracia que ello implica.

Estamos invirtiendo nuestros propios recursos y no vamos a escatimar nada porque si nos atenemos al apoyo federal toda la gente que se quedó sin vivienda y sin un lugar donde dormir deberá esperar seis meses para recibir un colchón, sostuvo.

En Piedras Negras, las autoridades locales desalojaron a 600 personas de tres colonias y un ejido ante el eventual desbordamiento del río Bravo, que ya inundó campos de golf y canchas deportivas del lado estadunidense.

En Torreón, la dirección de seguridad pública informó que unas mil 500 familias cuyas viviendas están cerca del lecho seco del río Nazas podrían ser desalojadas ante el riesgo de que el canal se rebose.

El alcalde Eduardo Olmos Castro dijo que la Secretaría de la Defensa Nacional aplicó el Plan DN-III en la colonia Santiago Ramírez, una de las más afectadas por inundaciones, y 200 familias tendrían que dejar sus casas junto a la laguna de regulación, que comenzó a desfogar agua.

Con información de Notimex

Estragos viales en más de 30 municipios

De los corresponsales

Con el rescate de dos cadáveres, uno en la colonia Lagos del Bosque, en el sur de Monterrey, y otro en la calle Emilio Carranza, municipio de Benito Juárez, ayer aumentó a 12 el número de personas que murieron en Nuevo León a causa del huracán Álex.

El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz mantuvo en 10 mil millones de pesos el cálculo inicial de los daños y dio a conocer que al menos 80 escuelas quedaron devastadas.

Juan Ernesto Sandoval Villarreal, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Monterrey, dijo que sólo entre jueves y viernes de la semana pasada, cuando cerraron muchos negocios y la gente no hizo compras, las pérdidas ascendieron a casi 800 millones de pesos, a los que se suman 750 millones en el resto del estado.

Heriberto Treviño Cantú, director del Sistema Estatal de Caminos, dio a conocer que hay tramos carreteros averiados y puentes colapsados en más de 30 municipios, en particular en la zona sur, donde varias comunidades continúan aisladas, pero el cálculo preciso de los daños se conocerá cuando baje el agua.

El embate de Álex afectó a por lo menos 60 colonias de Monterrey, pero cinco quedaron arrasadas: Rincón de la Primavera, Villa las Fuentes, Cumbres cuarto sector, La Alianza y San Bernabé, donde al menos mil familias perdieron su patrimonio, dijo el alcalde Fernando Larrazábal Bretón.

Foto
Militares distribuyen alimentos a damnificados por el huracán Álex en un albergue del municipio de Santa Catarina, Nuevo LeónFoto Reuters

El munícipe anunció un plan de apoyo para los primeros 50 mil regiomontanos que pagaron el impuesto predial de este año y resultaron afectados, quienes podrán hacer válido el seguro de 20 mil pesos contra inundaciones. Mientras, en zonas marginadas se pusieron en marcha dos programas de reparto de vales por 5 mil pesos para compra de enseres y hasta de 95 mil pesos para reconstruir casas.

En la capital, como parte del plan de vialidad puesto en marcha el domingo por el gobernador, hay desviaciones, carriles de contraflujo, cambios de circulación y horarios especiales. Se prohibió el tráfico de vehículos pesados, se quitaron banquetas para crear vías alternas y numerosos semáforos, parquímetros y bases de taxis fueron cancelados, pero ello no evitó la congestión vial.

El servicio de agua se restauró en algunas colonias, pero 160 mil usuarios del estado continúan sin abasto. Las autoridades calculan que la situación se normalizará en un lapso de 48 a 72 horas.

La Secretaría de Salud estatal inició la entrega 100 mil frascos de desinfectante de plata coloi-

dal en las colonias más afectadas para evitar enfermedades gastrointestinales y el resurgimiento del dengue, mientras unas 300 máquinas quitan escombros de las zonas dañadas.

Ante los reportes de rapiña y encarecimiento de productos básicos, el cardenal Francisco Robles Ortega llamó a no aprovechar la tragedia y llamó a la solidaridad con las personas que perdieron su patrimonio.

Otras 60 mil personas perdieron casas, ropa, enseres domésticos y ganado en 34 comunidades del parque nacional Cumbres, y 80 mil más en la llamada zona prioritaria de conservación, que abarca los municipios de Galeana, Aramberri, Zaragoza e Iturbide, según fuentes oficiales.

Los daños en el sistema de telecomunicaciones obligaron a suspender la expedición de pasaportes en varias entidades y otros servicios regionales de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En Tamaulipas, autoridades de Protección Civil advirtieron que la llegada de tres torrentes procedentes de Piedras Negras, Coahuila, aumentarán el nivel del río Bravo por encima de 10 metros desde la medianoche de este martes.

El gobierno estatal declaró en alerta permanente siete municipios fronterizos debido a que la presa local Marte R. Gómez y la de El Cuchillo, de Nuevo León, descargarán aguas en el Bravo. De conformidad con el tratado de aguas, se gestiona ante el gobierno de Estados Unidos que se permita el uso del río Colorado –en el valle de Texas– como canal de alivio.

Protección Civil envió cuadrillas a comunidades rurales de los municipios de Burgos, Méndez, Cruillas y San Fernando luego del desbordamiento del río Conchos, pero en Hidalgo y Nuevo Padilla también hay problemas porque los ríos San Antonio y Purificación rebasaron su cauce.

La Secretaría de Gobernación (SG) emitió ayer declaratorias de emergencia para los municipios de Abasolo, Aldama, Burgos, Casas, Cruillas, Güémez, Hidalgo, El Mante, Mainero, Méndez, Padilla, Reynosa, San Fernando, Soto la Marina, Victoria, Villagrán, Río Grande, Valle Hermoso y Matamoros, a fin de que las autoridades accedan a recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Además, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aumentó a mil 953 el número de elementos desplazados a Nuevo León y Tamaulipas para ayudar a la población civil.

Los militares llevan consigo dos cocinas de campaña, cada una con capacidad para preparar 7 mil 500 raciones diarias, nueve unidades de maquinaria pesada, 11 tractocamiones, dos camiones de volteo, una planta potabilizadora con capacidad de 2 mil 400 litros de agua por hora y una planta de energía eléctrica.

En Cotija, Michoacán, hubo inundaciones de más de un metro y lodazales. Se reportan daños en 4 mil hectáreas agrícolas, 50 viviendas, puentes, carreteras y caminos vecinales. El municipio de Jiutepec, Morelos, reportó daños en sus zonas zona rural y urbana.

María Alejandra Arroyo, David Carrizales, Martín Sánchez, Carlos Figueroa, Ernesto Martínez y Rubicela Morelos, corresponsales; Gustavo Castillo y José Antonio Román, reporteros, y Notimex

Añadir un comentario