Mundo
Ver día anteriorDomingo 11 de julio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El navío zarpó de Grecia y fue alquilado por la Fundación Kadafi para el Desarrollo

Barco con ayuda humanitaria de Libia busca romper cerco a franja de Gaza

El gobierno israelí pide a Naciones Unidas evitar que el buque llegue a costa palestina

Foto
Harina, trigo, arroz y azúcar, entre los productos que transporta el buque AmaltheaFoto Reuters
Dpa y Afp
 
Periódico La Jornada
Domingo 11 de julio de 2010, p. 23

Atenas, 10 de julio. Un barco cargado con 2 mil toneladas de alimentos y medicinas por una organización humanitaria libia zarpó hoy de Grecia rumbo al puerto egipcio de Arish, pero existe la posibilidad de que la nave cambie su curso y se dirija a la franja de Gaza para intentar romper el cerco marítimo impuesto por Israel al territorio palestino.

El tiempo previsto de travesía es de 70 a 80 horas, pero tras la salida hubo versiones contradictorias sobre la ruta del navío, que lleva harina, trigo, arroz, azúcar, aceitunas, pasta de tomate, leche y aceite vegetal, así como antibióticos y jarabe para la tos.

El buque Amalthea es propiedad de una compañía naviera griega, tiene bandera de Moldavia y fue fletado a petición de la Fundación Kadafi para el Desarrollo, dirigida por Seif al Islam Kadafi, hijo del líder libio Muamar Kadafi.

El agente marítimo del buque informó que los documentos a bordo indican como destino el puerto egipcio de El Arish, pero más tarde un portavoz de la fundación, Yusef Sawan, afirmó en Atenas que el barco se dirige a Gaza, como estaba previsto, porque es una misión puramente humanitaria; no es ni provocadora ni hostil.

Las horas previas a la salida del carguero del puerto griego de Lavrio, 60 kilómetros al oeste de Atenas, estuvieron marcadas por las acciones del gobierno israelí para tratar de que la fundación cancelara su plan de llegar a la costa palestina, bloqueada por las fuerzas armadas israelíes desde hace años.

Gabriela Shalev, embajadora de Israel ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), pidió al secretario general del organismo, Ban Ki-moon, que interviniera en el caso, con el fin de que la nave no vaya a Gaza.

A lo largo de la semana el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, contactó en varias ocasiones a sus homólogos de Grecia y Moldavia para lograr el mismo objetivo.

Este sábado el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, contactó al jefe de los servicios secretos egipcios para preguntarle si Egipto aceptaría al buque en el puerto de Arish, informó una fuente de su oficina, sin precisar cuál fue la respuesta egipcia.