Economía
Ver día anteriorMiércoles 14 de julio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Más de un millón 400 mil no reciben remuneración; 27% laboran en lugares de alto riesgo

Trabajan en México 3 millones de niños y niñas de 5 a 17 años

Apoyar la economía familiar o pagarse gastos, principales causas para entrar al mercado, detecta el Inegi

Es elevada la inasistencia escolar

En el estado de México se ocupan 287 mil menores

Foto
El Inegi detectó que en los hogares donde el jefe tiene menor instrucción es mayor el número de niños y niñas ocupadas, mientras en aquellos donde el jefe tiene mayor escolaridad la cantidad de niños ocupados es menorFoto Notimex
Juan Antonio Zúñiga
 
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de julio de 2010, p. 26

Unos 3 millones de niños y niñas de 5 a 17 años de edad en todo el país se dedican a trabajar principalmente en micronegocios concentrados en los estados de México, Puebla, Jalisco y Guerrero, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Más de un millón 400 mil menores de edad laboran sin ninguna remuneración, mientras casi un millón 500 mil se desempeñan como trabajadores remunerados, precisó el organismo. A la par, 27 de cada 100 niños y niñas incorporados a las faenas laborales desempeñan actividades económicas en lugares con ruido excesivo, humedad, con herramientas peligrosas y entre productos químicos, es decir, en sitios de alto riesgo de accidentes y enfermedades.

Según los resultados del Módulo de trabajo infantil 2009, dado a conocer ayer por el Inegi, 10.6 por ciento de los niños y niñas de entre 5 y 17 años de edad están incorporados al mundo del trabajo; esto es, más de 10 de cada 100, de los que 2 millones 7 son niños y 993 mil son niñas.

Por sector de actividad, un millón 515 mil menores trabajan en el comercio y los servicios; casi 900 mil en las actividades agropecuarias y medio millón en la industria.

El pago por su trabajo generalmente es bajo: un millón 299 mil ganan hasta dos salarios mínimos, mientras un millón 400 mil no percibieron ninguna remuneración. Además, 81.2 por ciento de los niños y niñas con ocupación, esto es, 2 millones 436 mil, laboran en unidades económicas de uno a cinco trabajadores o micronegocios.

Un millón 785 mil menores laboran para un familiar, otro millón 86 mil trabajan para un no familiar, y 129 mil lo hacen solos o por su cuenta. Además, el organismo detectó que en los hogares donde el jefe tiene menor instrucción es mayor el número de niños y niñas ocupadas, mientras en aquellos donde el jefe tiene mayor escolaridad el porcentaje de hogares con niños ocupados es menor.

El Inegi captó que unos 171 mil niños y niñas trabajan en sitios no apropiados o no permitidos, tales como minas, lugares sin ventilación o luz, alturas, calles y avenidas, bares y cantinas, y alrededor de 120 mil sufrieron algún accidente, lesión o enfermedad en alguno de los trabajos que tuvo, el cual requirió atención médica.

Elaborado como un anexo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, que se aplica en 55 mil 25 viviendas, el Módulo de trabajo infantil 2009 reveló que la necesidad de apoyar la economía del hogar es la causa principal que orilló a estos 3 millones de niños y niñas a trabajar. En esta situación se encontraron 861 menores, quienes representaron 28.7 por ciento del total.

El segundo motivo fue para pagar los gastos de la escuela o sus propios gastos, con 23.4 por ciento, es decir, 702 mil. Según el Inegi, 20.6 por ciento de los niños y niñas que entraron a trabajar fue por aprender un oficio y en 11.9 por ciento de los casos, unos 357 mil, se debió a necesidades económicas del hogar. En el 15.4 por ciento restante, el organismo no especificó la causa.

Pero cualquiera que sea el motivo por el cual estos 3 millones de niños y niñas tienen que trabajar, el cansancio o la necesidad de ocuparse los aleja de la escolaridad. Un millón 200 mil menores que desempeñan alguna actividad económica, 39.7 por ciento del total, no asisten a la escuela. De este segmento, 846 mil son niños y 354 mil son niñas.

Parte de ellos y ellas se pueden observar en los cruceros importantes de las grandes ciudades, en los semáforos a la espera de laluz roja para limpiar parabrisas, en los caminos jornaleros del medio rural y en las faenas agrícolas, hasta donde tal vez las encuestas oficiales no llegan.

Los estados que registraron las tasas de inasistencia escolar más altas por este motivo son Chihuahua, con 62.3 por ciento; Querétaro, con 51.7; Guanajuato, 49.1; Chiapas, 49 y Morelos, con 48.8 por ciento.

El Inegi especificó que el trabajo infantil en México disminuyó de 3.6 a 3 millones entre 2007 y 2009, respectivamente. Pero la magnitud y distribución de este fenómeno en el país no ha dejado de ser relevante. Unos 852 mil menores, que representan 28.7 por ciento del universo total identificado, son niños y niñas de entre 5 y 13 años, en tanto que los 2 millones 148 mil restantes tenían de 14 a 17 años.

En áreas más urbanizadas, en las localidades de más de 100 mil habitantes se ubica 29.7 del total de niños y niñas ocupadas; mientras en las localidades con población menor a 100 mil personas se concentra 70.3 por ciento del trabajo infantil, indicó el organismo. El estado de México, con 287 mil menores que trabajan, concentró 9.5 por ciento del total de niños y niñas ocupadas en el país, seguido de Puebla, con 245 mil, y Jalisco, con 240 mil, precisó.

En contraste, Baja California Sur reportó la cifra más baja, con poco menos de 12 mil, 0.4 por ciento del total nacional. En el Distrito Federal laboran 94 mil menores, cifra que representa 3.1 por ciento del trabajo infantil en todo el país. El Inegi apuntó: el estado de Guerrero reportó la tasa de ocupación más alta, con 17.6 por ciento, y la más baja fue en Chihuahua, con 3.4 por ciento.

Añadir un comentario