Espectáculos
Ver día anteriorMartes 27 de julio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

De Mauro Andrizzi, la película se exhibe en la Cineteca Nacional

Iraqi Short Films reúne imágenes tomadas por quienes participan en la guerra
Tania Molina Ramírez
 
Periódico La Jornada
Martes 27 de julio de 2010, p. a10

Un tanque estadunidense circula por calles iraquíes. A los vehículos que no alcanzan a quitarse de su paso les da un empujón, como si jugara carritos chocones, y los autos se retiran lo más rápido posible. Desde el tanque, un soldado filma la escena. Tiempo después, la sube a Internet.

Éste es uno de los videos incluidos en la cinta Iraqi Short Films (Argentina, 2008), que compila grabaciones realizadas por quienes participan en la invasión contra Irak: el ejército ocupante, los grupos de resistencia armada y los contratistas de la seguridad privada, muchos tomados con celulares o cámaras caseras.

Los videos, tomados entre 2003 y 2008, muestran bombardeos, asesinatos, explosiones. Pero, por alguna razón, la intimidación tan burda y cotidiana de un tanque empujando hasta al camión urbano de adelante perturba.

El tema de la situación política en Medio Oriente siempre me interesó muchísimo, explicó en entrevista Mauro Andrizzi, director, o quizá más bien editor del collage. Al no tener medios para hacer una ficción, y por la censura que existe para tratar esos temas, no se me ocurría una idea concreta de hacerlo. Cuando empecé a ver los videos en páginas de la militancia islámica y en los sitios donde suben los suyos los soldados ocupantes, descubrí el potencial de ficción que tenían.

Material manipulado

Siguió: Bajé el material, empecé a combinar las piezas y a intentar hacer ficción los videos. No creo que la película sea un documental porque está manipulada. Los videos están modificados respecto de cómo los encontré originalmente en Internet, por la edición, y a algunos les cambié la banda sonora o intercambié diálogos. Muchos fueron hechos como propaganda de ambos lados de la guerra.

Con la única persona que tuvo contacto directo, en relación con los videos, fue el encargado del sitio electrónico www.liveleak.com, que permite a los soldados mostrar el horror y la guerra.

Andrizzi opinó que el filme acorta “la distancia emocional que tenemos con la guerra porque es muy difícil no sentir nada ante lo que uno está viendo: gente muriendo en cámara o gente matando en pantalla. No tiene que ver con la imagen periodística. Estamos acostumbrados a ver en la tele el post combate. En la televisión y los medios ves lo que pasó, en la película ves cómo pasa: cómo los insurgentes esconden la bomba, cómo los soldados estadunidenses disparan desde una ventana a una calle cualquiera... es muy difícil que uno se quede indiferente. Fue mi intención, que haya un vínculo emocional con la película, y a través de ella generar cierta empatía con la gente que cambate en esa guerra, ya sea mercenarios iraquíes o estadunidenses. Mostrar, más allá de la guerra, la humanidad que hay en esas personas y que no sólo son números en las noticias”, y con eso colaborar para la causa de la paz.

Al cineasta argentino le interesaba el entramado que es en sí misma la guerra de Irak y el cruce de realidades, una montada sobre otra, que creo que terminan generando una gran ficción. Uno sabe que es una guerra real, en la que muere muchísima gente, (pero) también lo veo como muchas ficciones e intereses, unas montadas sobre otras, que terminan generando otra realidad, y esa realidad, por más dura y que me duele, la siento como ficción.

La cinta, que es mostrada como un videojuego para generar el efecto contrario, se ha proyectado en varios países, incluido Irán, en festivales y espacios relacionados con cine, y también en museos y galerías, además de eventos políticos, como durante la campaña presidencial de Barack Obama.

Ahora Andrizzi planea, junto con dos cineastas, hacer una segunda y tercera parte, para actualizar las imágenes y mostrar hasta la posguerra y la reconstrucción.

La cinta Iraqi Short Films se proyecta en la Cineteca Nacional (www.cinetecanacional.net).