Política
Ver día anteriorMartes 27 de julio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En varias acciones ligadas al crimen organizado ejecutan a otras 53 personas

Asesinan al secretario particular del procurador de Justicia de Nayarit
Foto
Militares resguarda vehículos de lujo que han sido decomisados a presuntos narcotraficantes en ZacatecasFoto Alfredo Valadez Rodríguez
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Martes 27 de julio de 2010, p. 12

Silvestre Alonso Hernández Ávalos, secretario particular y asistente del procurador de Justicia de Nayarit, Óscar Humberto Herrera López, fue asesinado ayer alrededor de las 16:40 horas, cuando circulaba en su vehículo Nissan Áltima y le salieron al paso dos camionetas, cuyos ocupantes iban encapuchados y descendieron para dispararle.

Hernández Ávalos intentó huir, pero fue alcanzado por las balas e impactó su vehículo contra una camioneta en el fraccionamiento Aramara, al oriente de Tepic, mientras una docena de niños jugaban en un arroyuelo.

Otras 53 personas perdieron la vida en presuntos ajustes de cuentas del crimen organizado y enfrentamientos entre sicarios y fuerzas de seguridad. Tan sólo en Nuevo León fueron cuatro las ejecuciones, que incluyen las de dos policías, uno de ellos identificado como Juan Manuel Peña Casas.

Además, la noche del domingo, en Monterrey, policías federales rescataron a dos personas secuestradas luego de sostener un tiroteo con sus captores en la colonia Hidalgo.

El presidente de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán, César Valenzuela Gaxiola, apareció muerto junto a un camino del poblado Laguna de Palos Blancos, al sur del municipio de Salvador Alvarado, Sinaloa. Junto a él había dos cartuchos útiles, pero el cadáver no presentaba heridas de bala sino signos de estrangulamiento, y fuentes ministeriales dijeron que le fue robado su auto.

En la misma entidad hubo otros 10 asesinatos, que incluyen los de cinco jóvenes cuyos cuerpos ardían dentro de una camioneta en Culiacán; y cuatro más –entre ellos el de una mujer– encontrados en el municipio de Navolato.

De las 10 ejecuciones también reportadas en Guerrero, hubo seis cuyas víctimas yacían la mañana de ayer a espaldas del palacio municipal de Chilpancingo, dentro de una camioneta Murano y con un mensaje adjunto del “nuevo cártel de la sierra”.

En Morelos fueron cuatro las ejecuciones, tres de ellas de sujetos que aparecieron quemados en una zanja de la calle Paraíso Montessori del poblado de Ahuatepec, en Cuernavaca, junto a una barda con las siglas pintadas del cártel del Pacífico Sur.

En Chihuahua, el gobernador José Reyes Baeza realizó una gira de trabajo por Ciudad Juárez, donde instó a extremar precauciones ante la amenaza de otro atentado formulada por los perpetradores del estallido con coche bomba del pasado 15 de julio, de cuya pesquisa todavía no hay resultados periciales.

En las misma entidad fueron asesinadas nueve personas, siete de ellas en Juárez, entre ellas a una joven de 15 años cuyo cuerpo presentaba múltiples lesiones de bala.

Tres de las otras ejecuciones ocurrieron en el municipio de Venustiano Carranza, Michoacán; y en el de Coahuayana, cerca de las comunidades del Ticuiz, Boca de Apiza y Faro de Bucerías, fueron halladas tres mantas con leyendas del cártel del Milenio.

Otras seis personas fueron privadas de la vida en Tijuana, Baja California, donde también se decomisaron dos toneladas de mariguana.

Tres asesinatos correspondieron a Sonora y uno al estado de México, donde dos presuntos miembros de La Familia Michoacana fueron detenidos cuando pretendían dejar en la empresa de transporte AB-04, mejor conocida como Chimecos, un mensaje intimidatorio que rezaba: Primer aviso para los que no creen o ignoran el nombre de la empresa.

En Jalisco también fueron ultimadas dos personas, y detenidos otros seis presuntos miembros de La Familia Michoacana que vestían ropas camufladas y portaban siete fusiles AK-47, cuatro pistolas tipo escuadra, nueve granadas de antipersonales M67 y más de 2 mil cartuchos de diferentes calibres, entre ellos 29 para rifles Barret antiblindaje.

Por último, en Ciudad Madero, Tamaulipas, la Procuraduría General de la República informó que el arsenal incautado el sábado por militares en una casa de la colonia Lucio Blanco consta de 25 rifles y escopetas, 13 pistolas, 19 granadas, 13 mil 172 cartuchos útiles, 210 cargadores y dos silenciadores.