Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 27 de julio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

De 2005 a 2010 permitió el ingreso de miles de pericos monjes de Argentina y Uruguay

La Semarnat autorizó importación de ave catalogada como plaga, acusan ecologistas

Es altamente dañina para cultivos de maíz, trigo y girasol, principalmente, advierten organizaciones

Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Martes 27 de julio de 2010, p. 36

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó la importación de miles de ejemplares de la especie perico monje de Argentina y Uruguay, plaga que daña cultivos de maíz, trigo y otros, con lo cual violó la Ley General de Vida Silvestre, advirtieron el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Defenders of Wildlife de México y Teyeliz.

Las organizaciones informaron que entre 2005 y 2010, la dependencia autorizó la importación de unos 125 mil ejemplares de una especie de loro silvestre conocida como perico monje, proveniente de Argentina y Uruguay, reconocida como altamente invasora y que se convierte en plaga para los cultivos.

Explicaron que en esos países esta especie está decretada legalmente como plaga y se estima que en Argentina causa daños a los cultivos por alrededor de mil millones de dólares al año.

Este loro se adapta fácilmente a ambientes urbanos y rurales, en los cuales se reproduce con facilidad y aumenta rápidamente su población. En los cultivos para los que está identificada como plaga es en maíz, girasol y trigo, entre otros, además de que también afecta huertos frutales.

Agregaron que desde 2005, México se convirtió en el mayor importador de la especie en todo el mundo, a pesar de que también está catalogada como altamente invasora por el Grupo de Especialistas de Especies Invasoras de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y por la Comisión para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

La Ley General de Vida Silvestre, precisaron, establece en el artículo 27 bis que no se permitirá la liberación o introducción a los hábitat y ecosistemas naturales de especies exóticas invasoras. También señala la prohibición en la importación de especies exóticas invasoras o silvestres que sean portadoras de ellas y representen una amenaza para la biodiversidad, la economía o la salud pública.

A pesar de ello, la Semarnat permitió la importación de miles de ejemplares del perico monje, ya que es la única especie de loros que construye nidos en árboles, casas y en postes de luz de alta tensión, indicaron.

Esto último ha causado serios daños al sistema de tendido eléctrico, ya que los nidos provocan cortos circuitos, especialmente en épocas de lluvias. En Florida, los nidos de una población invasora de esta especie causaron 200 apagones.

Permitir la exagerada e ilegal importación de decenas de miles de ejemplares de una especie invasora catalogada como plaga de cultivos sólo podría pasar en México. Es un verdadero crimen ambiental perpetrado por autoridades incompetentes e inconscientes; hay que detenerlos antes de que le hagan más daño a la biodiversidad y la economía de México, dijo María Elena Sánchez, presidenta de Teyeliz.

Existen decenas de especies exóticas invasoras que ingresan a México para el mercado de mascotas, que ya causan daños a la economía y la biodiversidad. Además, se corre el riesgo de que ingrese una especie infectada con algún virus. No podemos permitir que la irresponsabilidad de algunos funcionarios dañe al país, dijo a su vez Juan Carlos Cantú, director de programas de Defenders of Wildlife de México.