Capital
Ver día anteriorMiércoles 4 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Otros dos las rechazan y uno más aún no fija postura; este jueves continuarán los debates

Siete de 10 ministros avalan bodas gays, al iniciar discusiones en la Suprema Corte
Foto
Asistentes al inicio del debate en la Suprema Corte sobre constitucionalidad de matrimonios entre personas del mismo sexo y adopción de menores por esas parejas, celebraron el avance de las discusiones, ayer en las afueras de la SCJNFoto Roberto García Ortiz
Gustavo Castillo
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de agosto de 2010, p. 34

Al iniciar las discusiones sobre la constitucionalidad de las reformas legislativas que rigen los matrimonios entre personas del mismo sexo en el Distrito Federal, siete de 10 ministros que integraron el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se pronunciaron en favor, dos en contra y uno todavía no fija su postura, respecto a declarar legales las disposiciones aprobadas por la Asamblea del Distrito Federal (ALDF), que entraron en vigor en marzo pasado.

La postura de los ministros José Ramón Cossío Díaz, José Fernando Franco Salas, Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, Luis María Aguilar Morales, Juan Silva Meza y Olga Sánchez Cordero, fue abiertamente en apoyo a la ponencia de Sergio Armando Valls Hernández, que propuso declarar apegadas a la Constitución las normas que rigen en la capital mexicana los matrimonios entre personas del mismo sexo y también la posibilidad de que adopten menores.

En contraparte, el presidente del máximo tribunal, Guillermo Ortiz Mayagoitia, y el ministro Sergio Salvador Aguirre Anguiano, señalaron que el matrimonio solamente pueden celebrarlo hombre y mujer, y lo demás es alterar la esencia de las cosas, es desvirtuar su naturaleza, apoyando así los argumentos esgrimidos por Arturo Chávez Chávez, titular de la Procuraduría General de la República (PGR), respecto a que existe un modelo de familia ideal en la se tiene como propósito la procreación.

Valls Hernández presentó al pleno su proyecto de resolución ante la acción de inconstitucionalidad promovida por la PGR contra la ALDF y en la que se demanda a la Corte declarar inválidos los artículos 146 y 391 del Código Civil para el Distrito Federal, en los que se garantiza el reconocimiento de la autoridad civil al enlace entre dos personas del mismo sexo como un matrimonio y también la posibilidad de adoptar.

Desde el inicio de la sesión, Valls pidió a sus pares que la resolución del caso se realizara al margen de convicciones de tipo moral, ideológico o religioso e incluso de prejuicios que socialmente pudiera haber al respecto.

El ministro puntualizó que “existiendo en la actualidad una gran diversidad de formas, cómo se organiza o integra la familia (…) la medida legislativa por la cual se amplía el matrimonio hacia parejas del mismo sexo, satisface una razonabilidad objetiva; y el hecho de que las parejas heterosexuales y del mismo sexo estén en igualdad de condiciones ante la opción de elegir contraer matrimonio y alcanzar la protección y reconocimiento legal que dicha figura otorga a sus uniones”; aseguró que ello no violenta la Constitución respeta los derechos al libre desarrollo de la personalidad, a la autonomía e identidad personal y por ende, a la dignidad humana.

El ministro Aguirre Anguiano estimó que mediante esta reforma se traiciona la ideología juarista, de la leyes de Reforma en primer término y después se traiciona la lógica y la razón (...) no es exacto que la reforma trate sobre realidades sociales que requieran regulación, pues la relaciones homosexuales han sido ya objeto de regulación jurídica en el ámbito de la Ley de Sociedades de Convivencia.

Según Aguirre Anguiano consideró que permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, se debe a un franco olvido del contenido y el sentido de las normas constitucionales (...) y obedece a una interpretación equivocada de dos instituciones jurídicas y humanas fundamentales: el matrimonio y la familia. Porque el tipo de familia que tuvo en mente el poder de formación de la Constitución, es el integrado por un hombre, una mujer y los hijos que lleguen a procrear.

Durante su exposición, el ministro Arturo Zaldívar respondió a las críticas de Aguirre y dijo: no veo ninguna razón para sostener que hay un solo concepto de ideal de familia (...) hay muchos, como los que se forman por una madre soltera.

Añadió que la legislación aprobada por la ALDF “¡por supuesto que modifica el concepto de matrimonio! No es verdad que sea una institución natural, ni siquiera en el concepto de la religión católica. Entonces, estamos ante una serie de prejuicios que sin racionalidad.

Mañana jueves los ministros podrían votar este apartado de los tres que consta el análisis de la controversia constitucional promovida por la PGR; la segunda fase estará relacionada con la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo y la última si la legislación del Distrito Federal es vigente en el resto de las entidades federativas.