Ciencias
Ver día anteriorMiércoles 4 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Peligra especie de anémona en Veracruz
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de agosto de 2010, p. 2

Las actuales obras de construcción de un conjunto de muelles comerciales cerca del puerto de Veracruz perjudicarán a una especie de anémona cuyas toxinas servirían para tratar diversas enfermedades cardiacas, entre ellas el síndrome del QT largo, que afecta a cientos de mexicanos, advirtió la bióloga Yulica Santos Ortega.

En entrevista con La Jornada, la especialista en ciencias biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México explicó que lleva poco más de dos años analizando la anémona stichodactila helianthus, que se encuentra en diversas regiones costeras del país y que podría tener utilidad médica.

Trato de obtener toxinas de origen peptídico de dos especies de anémonas de la zona. Tienen unas proteínas que actúan en las membranas del músculo cardiaco y pueden ayudar a tratar el síndrome de QT largo, que afecta la carga eléctrica del corazón después de cada latido.

Los pacientes que sufren esta enfermedad presentan un alargamiento irregular en la contracción del corazón, lo que no permite que haya una cadencia normal de dicho órgano y a la larga puede causar arritmias, fibrilación y muerte súbita, incluso en jóvenes.

Esta anormalidad se debe a un mal funcionamiento de los canales de potasio y sodio que alimentan al músculo cardiaco, y suele ser transmitida de forma hereditaria.

Síndrome del QT largo

El síndrome del QT largo, afirmó Santos, ha provocado la muerte de muchas personas, porque aún no existe un fármaco que pueda tratarla de manera satisfactoria.

Aunque la stichodactila helianthus puede encontrarse en el Caribe y el Pacífico, el área donde se está construyendo la Marina Veramar, en la zona conurbada entre Veracruz y Boca del Río, es especialmente rica en dicha especie y con fácil acceso para realizar investigaciones científicas, lo cual podría frenarse si las obras continúan.

Además, recordó la especialista, esa zona forma parte del sistema arrecifal veracruzano, declarado como parque nacional acuático en 1992.