Sociedad y Justicia
Ver día anteriorViernes 6 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Las posesiones demoniacas, escasas, pero enfrentarlas exige preparación

Realizará la arquidiócesis de México congreso de exorcistas

Situaciones actuales, en que prevalecen enajenación y pecado, dan pie al mal

Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Viernes 6 de agosto de 2010, p. 39

Para los exorcistas muchas de las situaciones que se viven, sobre todo en las grandes urbes, en las que –dicen– prevalece la enajenación y el pecado, abren la puerta para que algunas personas puedan caer en manos del mal y sucumbir ante el demonio.

El abandono de lo sacro, el desapego de la familia, incursionar en actividades fuera de la ley, las preocupaciones extremas, las relaciones fáciles y no basadas en el amor, las adicciones a la pornografía, a las drogas y al sexo, entre otras, así como las conductas que de todo esto se derivan, pueden hacer proclive o susceptible a ser presa del maligno, y a experimentar desde sugestiones, opresiones, vejaciones, infestaciones, obsesiones, hasta la posesión demoniaca, en los casos extremos.

Aunque no es regla que dichas conductas lleven directo a manos del mal, y que esto pueda derivar en una posesión demoniaca, las cuales son muy escasas, para los exorcistas es importante actualizarse para discernir el papel del demonio en la actualidad.

En este contexto, la arquidiócesis de México realizará del 17 al 19 de agosto el Congreso de Exorcistas y Auxiliares 2010, y del 24 al 26 de agosto el Curso Básico para Exorcistas, el primero en el Polifórum Siqueiros y el segundo en el Seminario Menor.

En estos encuentros se expondrán los avances y descubrimientos más recientes en el ámbito de la lucha contra el diablo y sus influencias. Al congreso acudirán Gabriele Nanni, formador de exorcistas de Roma; Ernesto María Caro, vicepresidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, y varios destacados religiosos que expondrán sus expericiencias médicas, siquiátricas y pastorales al respecto.

El curso básico lo organiza la coordinación general de exorcistas de la arquidiócesis y se realizará bajo dos modalidades, en las que se espera clarificar los tenebrosos oficios del mal y las estrategias para conocerlo y combatirlo.

El sacerdote Pedro Mendoza Pantoja, exorcista coordinador, elaboró dos programas: uno está abierto a médicos, siquiatras y laicos que asisten o necesitan asistir a grupos de sanación, liberación o a sacerdotes exorcistas y el otro es para sacerdotes y seminaristas que participan de los diferentes rituales de expulsión del demonio o sanación de influencias del mal en la gente.

En México hay carencia de exorcistas, pues sólo cerca de la mitad de las diócesis del país cuentan con ellos. En el caso de la arquidiócesis de México hay ocho. Pantoja reveló en el congreso anterior que una de las razones de la falta de sacerdotes ocupados en esto es que algunos jerarcas dudan de estas situaciones.

En el curso se abordará desde la catequesis del mal hasta la experiencia pastoral de los exorcistas: En cuanto a la naturaleza del diablo, cuáles son sus capacidades y limitaciones, qué puede hacer, qué no puede hacer, cuáles son las estrategias que utiliza para atormentar a los hombres.

Añadir un comentario