Estados
Ver día anteriorMiércoles 11 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El Congreso de Chihuahua aprueba bando para declarar gobernador electo a César Duarte

Malova integra su equipo de transición sólo con priístas
J. Valdez, M. Breach y A. Morales
Corresponsales
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de agosto de 2010, p. 33

El gobernador electo de Sinaloa, Mario López Valdez, Malova, –quien contendió por la alianza que integraron PAN, PRD y Convergencia– formó su equipo de transición solamente con priistas ligados al ex gobernador Juan Millán Lizárraga.

La comisión que se encargará del proceso de entrega-recepción del gobierno estatal la integran Guillermo Aarón Sánchez, jefe de asesores cuando Juan Millán fue gobernador (1998-2004); Víctor Zazueta, jefe en materia electoral durante la campaña e hijo de Marco Antonio Zazueta, ex representante del PRI ante el Consejo Estatal Electoral y todavía militante de este partido.

El equipo lo preside Gerardo Vargas Landeros, ex diputado federal priísta. Participan también Armando Villarreal y Arturo Duarte, ex tesorero y ex secretario del ayuntamiento de Ahome cuando fue presidido por López Valdez.

Felipe Manzanares, dirigente estatal de Convergencia, advirtió que existen riesgos de que la administración de López Valdez esté formada por priístas de la corriente que preside Juan Millán.

“No conviene a Sinaloa que el gabinete de Malova se llene de millanistas; sería una traición a los electores que votaron por un cambio, por una alternancia”, agregó el convergente.

Francisco Solano, dirigente estatal del PAN, dijo que no hay tal exclusión y que el gobernador electo solo ha conformado el equipo de transición, no la nueva administración estatal.

En Chihuahua, el Congreso aprobó en sesión extraordinaria el bando constitucional para declarar gobernador electo del estado al priísta César Duarte y fijó el primero de octubre como fecha para el cambio de poderes.

Asimismo, los tres magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de Veracruz desahogaron 15 expedientes de otros tantos presidentes municipales electos que en su momento fueron impugnadas por los perdedores, y ratificaron los cómputos del Instituto Electoral Veracruzano.