Espectáculos
Ver día anteriorMiércoles 11 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La cinta Cristiada, de Dean Wright, concluyó su rodaje en la ciudad de México

Acepté hacer a Elías Calles porque estaba desempleado: Rubén Blades

La figura de Plutarco es muy compleja y la interpreto de manera muy bien documentada, comenta

Dejemos de pensar en caudillos y concentrémonos en un país de leyes, aporte de ese mexicano, dice

Foto
El músico panameño, durante la entrevistaFoto Yazmín Ortega Cortés
Jorge Caballero
 
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de agosto de 2010, p. 7

El músico y actor panameño Rubén Blades interpreta al ex presidente mexicano Plutarco Elías Calles en la película Cristiada, que concluyó su rodaje en la ciudad de México. Dirigida por Dean Wright, la cinta tiene en los roles protagónicos a Andy Garcia, Peter O’Toole, Eva Longoria, Catalina Sandino, Bruce Greenwood y Bruce MgGill.

En entrevista con La Jornada, Rubén Blades dijo: Al interpretar a Calles lo que me dolió fue no haber encontrado su voz, porque no existen registros, pero leí tanto del tema que me apasioné. Entonces lo que hice fue brindar colores al personaje que pudieran plantear al público la complejidad de la situación por la que atravesaba el país y a Plutarco como persona.

Sobre el tema de la guerra cristera, Blades, ex ministro de turismo de su natal Panamá, dijo: “Tenía escasa información de ese suceso histórico; lo había escuchado, pero nunca lo había estudiado. Uno acepta estos trabajos porque está desempleado, aunque lo primero que hago cuando me ofrecen uno es considerar si es digno, pero si no lo es, no lo asumo. Por esa razón he rechazado más papeles que los que he hecho y en algunos de los cuales me hubiera ido bien porque eran películas grandes; pero al final eran roles en los que tenía que interpretar a un traficante de drogas en la forma de lugar común más posible.

Además, me interesó mucho la posibilidad de actuar con Andy Garcia, mi amigo y con quien nunca había trabajado. Por otro lado, me pareció un proyecto de calidad, al tiempo que como actor me plantea un reto. Hice sugerencias al personaje porque no me interesaba que la historia se redujera a un héroe y un villano; el asunto era mucho más complejo... Dicen que Calles era anticlerical y odiaba a la Iglesia, y eso no era real porque sus hijas fueron a escuela de monjas.

El músico precisó: Como yo lo entiendo, el gobierno de Calles enfrentaba el reto que provenía de otro lugar y la Iglesia había tomado una posición en favor de grupos que no eran los que apoyaban movimientos como el de la Revolución Mexicana. En medio del movimiento cristero estaba el interés de Estados Unidos por los yacimientos petroleros de México, situación muy peligrosa en términos institucionales. Hay que entender que el tema de Calles se trató lo más serio posible porque es una ficción, no un documental.

El autor de Pedro Navaja agregó: La figura de Calles es muy compleja y la interpreto de manera muy bien documentada; no quise entender todo y tratar de hacer una especie de docudrama con su persona. Hay quienes aseguran que era muy taciturno, que casi no hablaba, que era muy observador, cuya mirada taladraba. Lo que traté de hacer es dar esa imagen a la gente... También destaco algunos de sus logros, como crear el salario mínimo, organizar los sindicatos, oponerse a la Iglesia. En fin, hay muchos temas que hacen atractiva su figura. Pero aclaro que en la película sólo salgo 18 minutos.

Argumentos, no ambición

Rubén Blades destacó: Más allá de lo que ocurrió con el Partido Nacional Revolucionario, ahora Partido Revolucionario Institucional (PRI), el aporte de Calles, creo yo, fue haber dicho que México tenía que pasar de una nación de caudillos a una de leyes. Sobre la creación de esa entidad política, considero que también ayudó a dar continuidad constitucional a México con base en argumentos y no en ambiciones personales. Que más adelante el PRI se haya perpetuado en el poder por tanto tiempo es otra cuestión; desde mi perspectiva lo que hizo fue decir: dejemos de pensar en caudillos y concentrémonos en crear un país donde podamos sustentar el argumento político en las leyes.

Acerca del tema de la violencia, Blades consideró: No creo que el espíritu de México llegue a la total desesperanza; son etapas y momentos que nos ocurren a todos, no sólo a un país, desafortunadamente en algunas naciones con más intensidad que en otras. Lo que veo ahora es mucho desánimo de la gente que no participa con el voto, que aún no cree que puede cambiar las cosas. Eso es un problema; creo que si todos juntos nos movemos como mano, no como dedos, podemos cambiar las cosas de todo gobierno en el planeta.

Los productores dijeron que Cristiada, que se pretende estrenar en el verano de 2011, busca resaltar valores como la libertad de pensamiento, la amistad y la solidaridad. Aunque situada hace casi un siglo, encuentra gran resonancia en los tiempos actuales, en un mundo que sufre las atrocidades de la guerra.