Política
Ver día anteriorMiércoles 11 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Mañana discuten reforma al artículo 69 constitucional; el PRI, por una presencia acotada

Plantean que el Ejecutivo presente su informe, escuche réplicas y responda

PRD y PT apoyarán la propuesta de Jaime Cárdenas para obligar al Presidente al diálogo

Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de agosto de 2010, p. 11

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados prevé discutir mañana una reforma al artículo 69 de la Constitución que tiene como propósito obligar al Presidente de la República a acudir personalmente a presentar su informe por escrito al Congreso de la Unión, aunque el PRI busca que sea una presencia acotada.

En los considerandos del proyecto de dictamen se plantea que el titular del Ejecutivo federal en turno debe escuchar las interpelaciones de los legisladores y también (que) de viva voz las conteste, pero esa postura no se refleja en la propuesta de redacción del artículo 69 que, en caso de aprobarse, entraría en vigencia para el informe de 2011.

Diputados de PRD y PT resaltaron que la obligación de que el Ejecutivo sostenga un diálogo con los legisladores debe inscribirse en el texto constitucional y no en la Ley Orgánica del Congreso, como prevé el artículo segundo transitorio del proyecto.

La propuesta que defenderán ambas bancadas será la del secretario de la comisión, Jaime Cárdenas Gracia, del PT: que después del informe y el discurso presidenciales intervenga un representante por cada grupo parlamentario, que el titular del Ejecutivo federal dé respuesta a sus preguntas y que enseguida haya una réplica de los legisladores.

El PRI no admite ese formato de informe; sólo restaurar la versión faraónica, omnipotente del mandatario en turno, cuando lo que se requiere es una presentación republicana que deje atrás para siempre el culto a la figura presidencial, manifestó Jaime Cárdenas.

Nazario Norberto Sánchez, del PRD, secretario de la comisión, señaló en entrevista que su grupo parlamentario respaldará el proyecto de Cárdenas Gracia para que además de la presentación del informe el Presidente escuche la postura de los diputados.

“Estamos en ese tenor y no por el regreso del formato en que el jefe del Ejecutivo acuda al Congreso y se redite el lucimiento presidencial, los aplausos y el besamanos.

“El Ejecutivo tiene que escuchar al Legislativo, pero la bancada del PRI no quiere, porque le interesa restaurar el día del Presidente”, declaró.

El proyecto de dictamen de la comisión, sin embargo, respalda la iniciativa del PRI para que después de leído el informe del Ejecutivo, responda el presidente en turno de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, con lo cual, indica el documento, será establecido un diálogo entre el titular de la administración pública federal y ambas cámaras del Congreso de la Unión.

En los considerandos se resalta que el informe se desvirtuó de su naturaleza y terminó siendo una ceremonia de la pleitesía, del aplauso encendido, del elogio apasionado y cortesano a la figura del presidente en turno. El ritual que convertía (el 1º de septiembre) en el día del Presidente.

También cuestiona que la reforma de 2008, que limitó la presencia del Ejecutivo en la apertura de sesiones del Congreso, rompió el esquema de comunicación entre poderes, que debe restituirse con la presencia del mandatario en el Congreso y que éste escuche las interpelaciones de los legisladores y también de viva voz las conteste.

De otra forma, indica, se utilizaría al Congreso de la Unión como una modesta oficialía de partes del gobierno federal, cuando en un sistema de contrapesos el equilibrio del uso del poder sólo se puede lograr mediante la rendición de cuentas.