Economía
Ver día anteriorMartes 17 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Le adjudicó bloque de 30 Mhz para telecomunicación móvil a precio de ganga

Con pleno incompleto, Cofetel falló a favor de Televisa-Nextel

Asumo la responsabilidad con convicción, difundió De Swann por Twitter

Es una decisión manifiestamente ilegal: Rocha Díaz

Muestra cómo Calderón se somete a Televisa, afirma Amedi

Foto
Los comisionados de la Cofetel José Luis Peralta, Mony de Swaan y Ernesto Gil Elorduy (de espalda), durante una conferencia en las oficinas del organismoFoto Francisco Olvera
Miriam Posada García
 
Periódico La Jornada
Martes 17 de agosto de 2010, p. 17

Tres de los cinco miembros del pleno de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) decidieron adjudicar a Televisa-Nextel un bloque de 30 megahercios (Mhz) para dar servicios de telecomunicaciones móviles, en sólo 180 millones 300 mil pesos.

Los comisionados Mony de Swaan, Gonzalo Martínez Pous y Rafael del Villar también aprobaron que Telcel y Telefónica adquieran espectro para ampliar sus servicios de telecomunicaciones mediante el pago de 3 mil 793 millones 865 mil pesos y mil 273 millones 884 mil pesos, respectivamente.

Antes de que se hiciera oficial el anuncio, el comisionado presidente Mony de Swaan lo informó a través de Twitter: Pleno Cofetel aprueba en sesión de nueve horas adjudicar la licitación 21. Un servidor votó a favor. Asumo responsabilidad con convicción.

El mensaje va dirigido a académicos, especialistas, legisladores, organismos no gubernamentales y empresas del sector que pidieron que la licitación se declarara desierta por considerar que las bases se diseñaron para beneficiar a Televisa-Nextel, y que los 5 mil millones de pesos de diferencia entre lo que pagará este grupo y lo que aportarán Telcel y Telefónica representa un daño patrimonial para el Estado mexicano, por la entrega a precio de ganga de un bien de la nación.

El abogado de Grupo Salinas, Salvador Rocha Díaz, señaló que la resolución tomada por los tres comisionados es manifiestamente ilegal porque viola el mandato de un juez de Guerrero y de otro de Matamoros, quienes emitieron una medida cautelar para que se suspendiera la licitación 21, que corresponde a la frecuencia de 1.7 gigahercios, y para que no se entreguen los títulos de concesión.

Al emitir el fallo la Cofetel incurrió en desacato, por lo que el siguiente paso es notificar a los juzgados correspondientes, y al mismo tiempo iniciar denuncias penales para que se investigue la responsabilidad en la que podrían haber incurrido los comisionados Mony de Swaan, Gonzalo Martínez Pous y Rafael del Villar, adelantó Rocha Díaz.

La denuncia no incluirá al comisionado Ernesto Gil Elorduy, quien asistió a la reunión del pleno pero se abstuvo en la votación, y tampoco al comisionado José Luis Peralta, quien no asistió a la sesión porque desde diciembre pasado manifestó su desacuerdo con las bases de la licitación.

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) dijo que la sesión de la Cofetel fue irregular y muestra que el presidente Felipe Calderón optó por someterse a las exigencias de Televisa, incluso cuando están en riesgo la legalidad, la competencia en telecomunicaciones y el patrimonio de la nación.

Criticó la Amedi la decisión de la Cofetel porque Televisa pagará un precio 28 veces menor al valor de mercado, pero es todavía más grave porque beneficia a un consorcio que ya acapara 56 por ciento de las frecuencias para televisión comercial de todo el país, por lo que con esta decisión Televisa se consolida como el mayor usufructuario de espectro radioeléctrico en todo México.

En un intento por generar certidumbre en el sector y respaldar la decisión de la Cofetel, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) emitió un comunicado en el que asegura que ninguna de las dos entidades se encuentra en desacato, debido a que no existe un juicio de amparo que las obligue a detener la licitación 21. Aseguró que este concurso seguirá y que garantiza la eficacia, legalidad y transparencia en las licitaciones 20 y 21.

Al aprobar las ofertas económicas de las tres empresas que participaron en la licitación 21, la Cofetel incluyó en sus argumentos que las empresas no pagarán sólo la contraprestación inicial sino también el monto correspondiente al pago de derechos. Así justificó la SCT que Televisa-Nextel no pagaría los polémicos 180 millones 300 mil pesos, sino 18 mil 134 millones 339 mil cien pesos, incluso más que los 16 mil millones que erogará Telcel. La diferencia está en que el espectro de Televisa-Nextel es de cobertura nacional y el de los otros operadores es regional y en bloques menores.

De los 5 mil 248 millones de pesos que el gobierno mexicano recibirá en los próximos 45 días como pago por el espectro, Telcel aportará alrededor de 71 por ciento, Telefónica 24 por ciento, y Televisa-Nextel 3.4 por ciento.

Televisa-Nextel no sólo fue beneficiada con la cantidad de espectro y lo que pagará por él, sino que al concluir las dos licitaciones incrementó de forma considerable la tenencia de espectro. Antes de las licitaciones 20 y 21 su tenencia promedio era de 21.9 megahercios y ahora tiene 52.6, apenas abajo del promedio de Iusacell de 53 Mhz, mientras Telefónica posee un promedio de 61.3, y Telcel 77.1.

Desde su punto de vista, con estas cifras la Cofetel aseguró que cumplió con evitar fenómenos de concentración del espectro radioeléctrico, permitir acceso a los competidores de la industria, colocar a los competidores en igualdad de circunstancias sin importar cuestiones de carácter económico, y proteger el interés del público en general.

En las cifras de la Cofetel, Telcel pagará 16 mil 494 millones 264 mil 900 pesos, de los cuales 3 mil 793 millones 865 mil deberán ser entregados en los próximos 45 días como pago inicial. Los restantes 12 mil 700 millones 399 mil 900 pesos se pagarán como derechos durante el tiempo que dure la concesión.

Telefónica pagará 6 mil 707 millones 823 mil 200 pesos, de los cuales mil 273 millones 884 mil pesos son el pago inicial, y los derechos ascenderán a 5 mil 433 millones 939 mil 200 pesos.

El siguiente paso consiste en que la SCT apruebe los montos ofrecidos por las tres empresas y entregue los títulos de concesión, como ocurrió con la licitación 20.