Sociedad y Justicia
Ver día anteriorDomingo 22 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México, líder en exorcismo: arquidiócesis
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Domingo 22 de agosto de 2010, p. 34

Pese a que hay pocos exorcistas en relación con el número de diócesis, de católicos y de la demanda existente, México es uno de los líderes en lo que se refiere a avances en este ministerio, consideró el sacerdote Pedro Mendoza Pantoja, coordinador de Exorcistas de la arquidiócesis de México.

Precisó que se requeriría contar con al menos un exorcista por diócesis, así como un grupo de apoyo.

No obstante –dijo–, sólo la mitad de las diócesis y arquidiócesis del país cuentan con personal dedicado a estas labores de sanación y liberación. La arquidiócesis de México tiene ocho exorcistas, sólo la quinta vicaría no tiene y la segunda cuenta con dos, indicó Mendoza Pantoja, quien refirió que en esta demarcación religiosa se reciben entre 15 y 20 llamadas de personas que creen estar poseídas por el maligno.

Señaló que el reconocimiento por lo avanzado en el tema lo hizo el propio Gabriele Nanni, exorcista del Vaticano, quien viajó a México para participar en el Congreso Nacional de Exorcismos 2010, el cual fue clausurado esta semana, así como en el curso básico sobre el tema, el cual se realizará en el Seminario Menor, del 24 al 26 de agosto. Nanni consideró que el país ha crecido mucho más que cualquier otro en este ministerio, algo que ni siquiera en Europa se da.

En conferencia de prensa, realizada esta semana tras concluir el congreso nacional en la materia, Mendoza Pantoja remarcó que ante la influencia y presencia del demonio en la sociedad, es necesario que los obispos tomen conciencia de la necesidad de que haya por lo menos un exorcista”.

Advirtió que cuando tienen manifestaciones, muchas personas se van con el brujo y se empeoran las cosas, ante lo cual insistió en que necesitamos a los exorcistas para vencer el mal, pero reconoció también que muchas de las situaciones en las que la gente cree estar poseída resultan ser otros los problemas o no tratarse propiamente de una posesión, sino sólo influencias. Muchos van a pedir ayuda (...) pero la mayoría de las veces tienen problemas de obsesión de posesión diabólica; otros tienen un problema sicológico, y los mandamos con el especialista.

Como el pederasta seducido

Llamó a no perder de vista que el demonio es un ser pervertido y pervertidor; viene a ser como el pederasta que fue seducido y se convierte en seductor; es conquistado por el demonio a través de la tentación; y los narcotraficantes también están seducidos por el afán de riqueza y poder.

Añadir un comentario