Cultura
Ver día anteriorMartes 24 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En su nuevo libro, el autor busca rescatar a un personaje que la historia hizo invisible

Francisco de Miranda es el inventor de la Independencia en América: Fermín Goñi

Presentará Los sueños de un libertador en Donceles 66, con la asistencia de Paco Ignacio Taibo II

Foto
Para el escritor navarro Fermín Goñi, su reciente novela es una contribución para rescatar de la amnesia colectiva la obra y figura de Francisco de MirandaFoto de la portada del libro
Fabiola Palapa Quijas
 
Periódico La Jornada
Martes 24 de agosto de 2010, p. 5

Francisco de Miranda fue uno de los americanos más cultos. Era militar y viajaba con una biblioteca de 6 mil volúmenes; vivió la Declaración de Independencia estadunidense, la revolución francesa y otros episodios entre el siglo XVIII y el XIX. Sin embargo, la historia lo hizo invisible, señala el escritor y periodista navarro Fermín Goñi.

En su más reciente novela, Los sueños de un libertador, con el sello rocaeditorial, Goñi narra la extraordinaria vida del general Franscisco de Miranda, Quijote sin locura que llevaba fuego en la sangre, según Napoleón Bonaparte.

En entrevista con La Jornada, Goñi explica que concibe su obra como “una pequeña contribución para rescatar la obra y la figura de Miranda de la amnesia colectiva, porque la historia ha sido absolutamente injusta con él. No hay personaje histórico de su importancia peor tratado que él.

¿Cómo es posible que la historia haya olvidado a un hombre que hizo tanto? Salió de Nueva York con 12 barcos y con el nieto del presidente de Estados Unidos como edecán, e invadió Sudamérica en 1806 con el propósito de lograr la independencia del continente colombiano.

Goñi define a Miranda como personaje muy denso y potente. Sin él no hubiera ocurrido el proceso de emancipación en América, al menos en los años en que sucedió. Miranda es la persona más importante de la historia de América, delante de Simón Bolívar, porque abrió camino y creó la doctrina que establecía la necesidad de que América fuera independiente de España; de ahí que lo llame precursor, y fue más que eso: fue inductor, inventor de la independencia en América en aquellos años.

Francisco de Miranda nació en Caracas en 1750; era hijo de un influyente comerciante canario, a quien la elite caraqueña no aceptaba. A los 21 años, Miranda partió hacia España, donde se dedicó al estudio y la lectura, sus grandes aficiones, además de las mujeres, y compró una patente de capitán para acelerar su entrada en el ejército.

“Francisco de Miranda desarrolla su vida política intelectual sobre todo en Europa, adonde llegó a ser teniente general del ejército francés; es el único sudamericano cuyo nombre está escrito en el Arco del Triunfo, en París, como uno de los 558 generales del imperio francés.

Foto
De Miranda es la persona más importante de la historia de América, delante de Simón Bolívar, aseguró el autorFoto Luis Humberto González

Los archivos personales del general están reunidos en 63 tomos que la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cutura ha declarado Patrimonio de la Humanidad. Es el único caso en el que el archivo y la biblioteca de un particular son declarados patrimonio.

Para Goñi, la de Miranda es una vida superlativa, desmesurada, en el sentido de que estuvo lejos de los canones. “Nunca había conocido una vida como la de él, misma que la historia ha hecho invisible.

De Miranda es un hombre del Renacimiento; no hay personaje tan poliédrico como él: intelectual de primer orden, políglota, político, militar. Fue teniente general en el ejército de España hasta que éste lo persiguió.

Las acusaciones de la Inquisición –alertada por su interés hacia la lectura de libros prohibidos– y las rivalidades con otros comandantes militares españoles en el Caribe le acarrearon toda clase de problemas, que finalmente lo obligaron a huir a Estados Unidos, que acababa de obtener su independencia.

Sobre la relación entre Bolívar y Miranda, Goñi sostiene que fue de alumno y maestro, porque cuando Francisco regresó a Venezuela, 40 años después de haber salido, lo nombraron generalísimo de los insurgentes en Caracas; así comienza su relación militar con Bolívar, pero ante el contrataque de las fuerzas realistas tuvieron roces, por lo que Bolívar facilitó que los españoles lo detuvieran en 1812.

Miranda murió, después de un penoso trato, en el penal de las Cuatro Torres, en el arsenal de La Carraca (Cádiz), el 14 de julio de 1816.

En opinión del autor, el tema del bicentenario de la Independencia en diversos países de América permite revisar la historia y a personajes como Francisco Miranda, quien tuvo una vida apasionante, de película.

Finalmente, Goñi sostuvo que si bien fueron liberados los territorios de España, faltaba construir la democracia y justicia social; en eso estamos: han pasado 200 años y aún falta la conquista de la democracia con justicia social.

Los sueños de un libertador se presentará el jueves 26, a las 19:30 horas, en Donceles 66, en la ciudad de México, con los escritores Paco Ignacio Taibo II y Eduardo Monteverde.

Añadir un comentario