Política
Ver día anteriorDomingo 29 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Narcoviolencia
Monterrey bronco

La urbe, en la ingobernabilidad, señalan grupos civiles

Ahora se le compara con Ciudad Juárez, afirma experto

La plaza vale 40 millones de dólares diarios

Foto
Patrullaje militar en Nuevo León, anteayerFoto Reuters
Foto
Mauricio Fernández, presidente municipal de San Pedro Garza García, afirma que hace siete años advirtió que esto se iba a poner feo, pero no me hicieron casoFoto Sanjuana Martínez
Sanjuana Martínez
Especial para La Jornada
Periódico La Jornada
Domingo 29 de agosto de 2010, p. 2

Monterrey vive una sicosis ciudadana debido al aumento considerable de la narcoviolencia: balaceras, granadazos, secuestros, bloqueos, ejecutados y robos han provocado que organismos civiles y la oposición política hablen de ingobernabilidad en Nuevo León y exijan la renuncia del gobernador Rodrigo Medina.

La ciudad industrial de México se ha convertido, al igual que Ciudad Juárez, en el epicentro de la lucha de los cárteles por el control de una de las plazas más importantes del tráfico y la comercialización de drogas.

Ante la estampida de inversionistas, los empresarios alzan la voz y exigen al presidente Felipe Calderón tres batallones adicionales del Ejército y uno de la Marina para limpiar a marchas forzadas los cuerpos de seguridad locales, según expusieron en desplegados publicados en los últimos días en los medios de comunicación.

El narcotráfico ha sometido al Estado. En tan sólo 11 meses el crimen organizado ha ejecutado a 61 servidores públicos locales, ha secuestrado a otros 18 altos mandos y cometido 14 atentados, ante la manifiesta incapacidad de reacción del gobierno.

El municipio más afectado es Santiago, con 13 ejecuciones y el reciente asesinato de su alcalde Edelmiro Cavazos.

Los ciudadanos viven en la indefensión y se aferran a las redes sociales, se organizan a través de Twitter, Facebook y correos electrónicos para tomar precauciones y prevenir bloqueos o balaceras. Otros preparan vigilias espirituales y religiosas para rezar y pedir por la paz arrebatada a una de las ciudades que gozaba de mejor nivel de vida. La hermosa Sultana del Norte es señalada ya como foco rojo en el último informe de la Asociación de Autoridades Locales de México.

Les advertí hace siete años que esto se iba a poner feo, dice el alcalde del acaudalado municipio de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández, mientras entrega patrullas de alta tecnología a sus policías. No me hicieron caso. Allí están las consecuencias. Quieren que enfrentemos al crimen organizado con una libreta, una pluma y un pito. Pues está muy cuesta arriba. Necesitamos mucha capacidad de prevención, reacción y equipamiento.

Ingobernabilidad

La anarquía es la constante en las calles de Monterrey y otros municipios del área metropolitana. Los narcobloqueos han resultado ser un arma exitosa para el crimen organizado. El factor sorpresa y una impresionante capacidad logística, aunados a la falta de reacción de las autoridades, han generado un ambiente de miedo y zozobra entre la población. En cuestión de minutos los tapados, a punta de pistola, sitian la ciudad de manera simultánea en puntos estratégicos y a horas pico para provocar pánico y el mayor daño posible.

Monterrey vive sumido en el caos, dice en entrevista con La Jornada Tatiana Clouthier, fundadora de la agrupación ciudadana Red Cívica. Pero hay que hacer retrospectiva. Esto no empezó ahorita. Fue una de las grandes cosas que se criticó al gobierno de Natividad González Parás cuando Rodrigo Medina era el secretario de Gobierno y él mismo se comprometió con cinco puntos a favor de la seguridad. Cinco puntos que no ha cumplido. No solamente no resolvió el problema, sino que ha empeorado. Y es un gobernante totalmente ausente.

Clouthier lleva cuatro años comprometida con actividades sociales y comunitarias y ha creado todo un movimiento a favor de la democracia y en defensa de las libertades civiles y contra la corrupción: Parecería que hay intereses que quieren que el calor suba para tumbar a Rodrigo Medina y poner a otro peor, pero la verdad es que el gobernador no tiene o no ha mostrado capacidad. Si viene su sustitución no queremos que el nuevo gobernador sea alguien que ya esté en el gobierno actual, ni alguien del anterior. La pregunta es: ¿quién?

No es la única que habla de ingobernabilidad. Las organizaciones Vertebra y Fedeco se han sumado al clamor que exige la renuncia de las autoridades, así como el Partido Acción Nacional a través de un comunicado: Mientras los ciudadanos queremos paz y tranquilidad, el gobierno estatal nos ofrece discursos y demagogia; mientras los ciudadanos exigen que se haga justicia y se pueda salir a las calles sin miedo, el gobernador Rodrigo Medina nos ofrece frases huecas y excusas absurdas. No podemos permitir que un estado como el nuestro, que fue y ha sido sinónimo de trabajo y esfuerzo, sea hoy sinónimo de ingobernabilidad e inseguridad Lo volvemos a repetir fuerte y claro: Rodrigo Medina no ha podido y no ha querido.

La popularidad del mandatario estatal ha caído en picada luego de que se difundiera información no confirmada oficialmente sobre el presunto traslado de él y su familia a vivir a Texas. Medina ha sido abucheado en actos públicos donde se le grita: Si no puedes, renuncia. En la carrera organizada por el consulado estadunidense, algunos deportistas le gritaron: Ponte a trabajar.

La indefensión

Las redes sociales han funcionado con mayor celeridad que los canales oficiales para prevenir los narcobloqueos y las balaceras en las calles. El viernes pasado ocurrió un intento de secuestro en el Colegio Americano, entidad educativa con alto índice de alumnos pertenecientes a las clases más pudientes de Nuevo León. La información que corrió por Twitter y Facebook hablaba de una ofensiva del crimen organizado para plagiar a los nietos de José Antonio Fernández El Diablo, dueño del imperio cervecero Femsa. Sin embargo, el resultado de dos escoltas muertos y cuatro secuestrados fue manejado por la procuraduría del estado como un ataque de sicarios que confundieron al personal de seguridad de Femsa.

La censura y manipulación informativa desde las instituciones se enfrenta a un poderoso canal de comunicación en Internet con las redes sociales y el correo electrónico. Es allí donde los internautas anuncian los narcobloqueos y lanzan exigencias como la renuncia de Medina. Los participantes invitan a veces a enfrentar los bloqueos atropellando a los delincuentes o a salir armados a la calle para defenderse o pedir el toque de queda.

El sentimiento generalizado de los nuevoleoneses es la indefensión, según reconoce en entrevista Samuel González, especialista en seguridad y ex titular de la Unidad Especializada contra la Delincuencia Organizada, quien visitó la ciudad para impartir capacitación a los policías regiomontanos: El estado está con miedo, está hacia atrás. Hay un Ministerio Público que no ve apoyo del gobernador; se va a la retaguardia y hace una huelga de brazos caídos. Eso está pasando en Monterrey, donde todo el sistema de justicia está retrasado en su acción. Tienen miedo y eso incide en el aumento de la violencia. Por eso aquí viven un proceso de espiral de violencia que se está incrementando y va a continuar, aunque hay que decir que esto viene desde 1991.

Explica que otro elemento que explica la falta de respuesta del Estado ante el aumento de la inseguridad es un proceso de descomposición que data de 1995 con presencia importante del narco: “En ese momento se corrompieron las estructuras de las policías estatales. Se produjeron homicidios fuertes. ¿Qué pasó después? El aumento del mercado del narcomenudeo. Por eso ahora se compara con Ciudad Juárez”.

La gran pregunta que se hacen los especialistas en seguridad y las autoridades es: ¿cuánto vale la plaza de Monterrey para el crimen organizado? González tiene una respuesta: Un militar en la ciudad dijo que la plaza vale 40 millones de dólares diarios. Estamos hablando de mil 200 millones de dólares al mes; es decir, de 14 mil 400 millones de dólares al año. Hay muchas cosas que están en juego, no sólo el tráfico de droga a Estados Unidos, sino el control de la plaza.

El enfrentamiento entre los cárteles ha aumentado el número de muertos, y la inseguridad en las calles es la constante. En Monterrey las cadenas de correos electrónicos abundan. Promueven la autoprotección. Aconsejan ser prudentes, quedarse en casa, no participar en manifestaciones, bajar el perfil económico para evitar secuestros y optar por el silencio social en lugar de participar en tertulias sobre el tema.

Ante la sicosis social, el experto en seguridad Camilo Cantú Aguilar, jefe de Policía y Tránsito de San Pedro Garza García, considera que hace falta que el Estado invierta en servicios de inteligencia para infiltrar las policías y al mismo crimen organizado: “Los helicópteros para prevenir los narcobloqueos son indispensables. El factor sorpresa asusta a los propios policías. Hay que adelantarse, y para eso son necesarios buenos servicios de inteligencia”.