Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 31 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
No celebrar el bicentenario, pecado de omisión
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Martes 31 de agosto de 2010, p. 42

Para la Iglesia católica no conmemorar el bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución es un pecado de omisión. Por ello la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) determinó no quedarse al margen de estas celebraciones ni guardar silencio, más aún porque sin el ingrediente religioso probablemente el movimiento de Independencia no se habría iniciado o habría tomado otro cauce.

Al explicar por qué la Iglesia católica se suma a estas conmemoraciones con la emisión de la carta pastoral Conmemorar nuestra historia desde la fe..., el arzobispo de Morelia Alberto Suárez Inda aseguró que el acontecimiento guadalupano fue fundacional de nuestra identidad nacional.

Añadió que al enarbolar el estandarte guadalupano, Miguel Hidalgo y Costilla no sólo presentó a la virgen morena como protectora de una nación mestiza, sino como forjadora de un país independiente, y apuntó que luego José María Morelos la nombró patrona de nuestra libertad.

El también responsable de la comisión de la CEM para las celebraciones del bicentenario aseveró que el tema de las excomuniones de Hidalgo y Morelos es delicado y complejo y se discute si era justificable, porque parece que no había fundamento para acusarlos de herejía. Remarcó que a ambos, antes de morir, les fue levantada la excomunión: murieron en paz con la Iglesia.