Estados
Ver día anteriorSábado 4 de septiembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Todas fueron acusadas de homicidio en razón de parentesco

Serán 7, no 6, las mujeres liberadas en los próximos días por abortar: Oliva Ramírez
Carlos García
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 4 de septiembre de 2010, p. 29

León, Gto., 3 de septiembre. El gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez, anunció que serán siete y no seis las mujeres presas que obtendrán su libertad con la reforma al Código Penal en el estado, que modifica las penas por homicidio en razón de parentesco.

En el Centro de Readaptación Social de Guanajuato hay seis; creo que hay una más, entonces serán siete, pero todas las que estén en este supuesto recibirán el beneficio, contestó.

El jefe del Ejecutivo estatal destacó que solicitó al titular de Ceresos, Juan José Rodríguez Barroso, aplicar de inmediato la ley, la cual tendrá vigencia cuatro días después de su publicación en el Periódico Oficial de Guanajuato (el martes 7 de septiembre).

Espero que se trabaje; hablaban de días, quizá semanas pero cuanto antes se aplicará la ley en beneficio de las internas en el Cereso, por los motivos que ustedes ya conocen (homicidio en razón de parentesco).

El Congreso local aprobó la iniciativa de Oliva Ramírez, pareducir esas penalidades (que alcanzaban 35 años de prisión). Con la reforma podrán ser liberadas seis jóvenes acusadas y que aseguraron haber abortado.

El martes pasado diputados locales reformaron el artículo 156 del Código Penal y agregaron un segundo párrafo: A la madre que prive de la vida a su hijo dentro de las 24 horas, inmediatamente posteriores al nacimiento de éste, y además dicha privación sea a consecuencia de motivaciones de carácter psicosocial, se le impondrá de tres a ocho años de prisión. Las reformas surgieron tras las observaciones de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato y de Naciones Unidas.

La próxima semana podrían quedar en libertad María Araceli Camargo Juárez, Ofelia Segura Frías, Yolanda Martínez Montoya, Liliana Morales Moreno, Ana Rosa Padrón Alarcón y Susana Dueñas Rocha, recluidas en la cárcel de Puentecillas en la capital del estado y en Valle de Santiago. Además una séptima mujer que hasta hoy se desconoce su nombre.