Ciencias
Ver día anteriorMartes 7 de septiembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El resultado del análisis de compuestos orgánicos anima al diseño de nuevas misiones

Estudio conjunto UNAM-NASA confirma posibilidad de vida en Marte

Encontrados hace 35 años, los restos no provienen de contaminación terrestre, como se dijo entonces, sino de la quema y oxidación de los mismos ocurridos en área marciana, explican expertos

Foto
En esta imagen captada por el Explorador de reconocimiento de Marte se observan colinas de arena en el polo norte del planeta rojo, cuyas partículas son muy parecidada las del desierto del SáharaFoto Ap
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Martes 7 de septiembre de 2010, p. 2

Una investigación conjunta entre la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la NASA y la Universidad de Arizona comprueba que compuestos orgánicos evidencian la posible existencia de vida microorgánica en el planeta Marte, lo que abre la probabilidad de diseñar nuevas misiones espaciales.

En conferencia de prensa, Rafael Navarro González, doctor en Astrobiología del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM, , así como Christopher McKay y Peter Smith, de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), destacaron que este hallazgo no tiene precedente.

Navarro explicó que de encontrarse vida en Marte jamás podría ser como la que hay en la Tierra, pues la evolución tardó millones de años y si la hubiera en Marte sólo sería microorgánica.

Sin embargo, el investigador mexicano dijo que la presencia de compuestos orgánicos en la superficie de ese planeta sin duda ilustra la posibilidad de que pudiera haber vida en el pasado, hace unos 4 mil millones de años, y por eso es importante continuar las investigaciones.

En la UNAM, el investigador reanalizó los resultados de la misión Vikingo, que la NASA lanzó en 1975 a Marte, consistentes en una sonda diseñada para tomar fotografías del planeta rojo desde el espacio, y en un módulo de descenso que estudiaría su superficie, la cual concluyó que los percloratos –compuestos formados por un átomo de cloro y cuatro de oxígeno– encontrados hace 35 años no provienen de contaminación terrestre, como se dijo entonces, sino de la quema y oxidación de compuestos orgánicos ocurridos en territorio marciano, que podrían ser evidencia de vida microorgánica.

Este hallazgo, publicado ya en la revista científica Journal of Geophysical Research-Planets, modifica el pensamiento de la comunidad científica que durante los 30 años pasados estimó que el planeta rojo era un lugar carente de moléculas orgánicas, dijo McKay, investigador de la NASA.

Hasta ahora, la presencia ya confirmada de agua había sido la evidencia más prometedora para encontrar algún tipo de vida microbiana en el planeta rojo, pero los resultados de esta investigación abren nuevas posibilidades.

La identificación de percloratos como una nueva estrategia para la búsqueda de vida es resultado de un trabajo de colaboración largo y constante entre Rafael Navarro, del ICN; Christopher McKay, del Centro Ames de la NASA, y Peter Smith, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona.

En el auditorio de la Coordinación de la Investigación Científica, Navarro señaló que estos estudios no demuestran que haya vida en Marte, pero podrían cambiar la concepción que se tiene de ese planeta. Ahora tendríamos que diseñar nuevas misiones para determinar la estructura de los compuestos orgánicos.

De hecho, se informó que a raíz de este descubrimiento la NASA lanzará el módulo de descenso Curioso en una nueva misión espacial, que se moverá en la superficie marciana para analizar de manera más amplia las muestras y comprobar si son organismos biológicos.

Añadir un comentario