Mundo
Ver día anteriorMiércoles 8 de septiembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Siempre desafió el bloqueo a Cuba por inmoral e imperialista

Muere el reverendo Lucius Walker, luchador social que por años encabezó Pastores por la Paz
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 8 de septiembre de 2010, p. 22

Nueva York, de 7 septiembre. El reverendo Lucius Walker, gran desafiador del bloqueo a Cuba, luchador por la justicia social y los derechos civiles, e impulsor de solidaridad desde Harlem a Chiapas, Centroamérica y el Caribe, falleció hoy en esta ciudad a los 80 años.

Con tristeza inconmensurable les escribimos para informarles del fallecimiento de nuestro querido, heroico, profético líder, el reverendo Lucius Walker, Jr. esta mañana, fue el comunicado de IFCO/Pastores por la Paz, organización que encabezó durante años.

Walker impulsó 21 Caravanas de Amistad con Cuba en las últimas dos décadas, donde transportaba asistencia humanitaria, como medicinas en sus famosos camiones escolares amarillos, sin pedir autorización ni licencia, explícitamente con el propósito de violar el bloqueo estadunidense contra Cuba, el cual consideraba no sólo un fracaso, sino parte de una política inmoral e imperialista.

También organizó Caravanas a Chiapas –la primera en febrero de 1995– en apoyo de la lucha indígena por la tierra, la libertad y la democracia, al entregar asistencia y contribuir a la presencia internacional en Chiapas para disuadir ataques contra comunidades indígenas por las fuerzas armadas y paramilitares.

Igualmente, organizó caravanas para Centroamérica, entre otras actividades, en las que siempre vinculaba la realidad en esos países con las políticas imperiales de Washington. En 1988 Walker fue herido en un ataque de la contra en Nicaragua mientras encabezaba una delegación educativa de IFCO donde murieron varios civiles. Ahí fue donde concibió del proyecto de Pastores por la Paz y las caravanas.

El propósito de estas iniciativas no era sólo la solidaridad humanitaria, sino cada caravana, al cruzar por decenas de ciudades estadunidenses, educaba a comunidades sobre la política exterior estadunidense y sus consecuencias, y a la vez intentaba establecer vínculos solidarios entre comunidades en Estados Unidos y Cuba, Chiapas y Centroamérica. Esto se consideraba como la construcción de una política exterior de pueblo a pueblo en apoyo de la autodeterminación y desarrollo sustentable.

Caracterizó estas iniciativas así: las caravanas de Pastores por la Paz son una expresión concreta de comunidades en acción. Cada caravana es un ejemplo claro de amor y solidaridad en movimiento.

La organización de Walker, la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria o IFCO, se fundó hace más de 40 años con el propósito de apoyar a sectores pobres y marginados en Estados Unidos en el desarrollo de organizaciones comunitarias dedicadas a luchar por derechos humanos y civiles, y establecer bases para mejorar las comunidades marginadas tanto dentro como fuera de Estados Unidos a través de la autogestión y la defensa de la autodeterminación.

Foto
Lucius Walker impulsó 21 Caravanas de Amistad hacia Cuba. El reverendo murió ayer a los 80 años. La imagen, de agosto de 2009Foto Cubadebate

Walker, además de ser el director fundador de IFCO en 1967, también participó en la creación de una de las primeras organizaciones contra el Ku Klux Klan, y coaliciones y organizaciones de apoyo, entre ellas una de asistencia a Haití en los 70 y en el movimiento anti apartheid en los 80. También fue secretario general asistente del Consejo Nacional de Iglesias.

Más recientemente, se sumó a la defensa de los inmigrantes durante las movilizaciones por la reforma migratoria como en tantas otras luchas por derechos civiles a lo largo de su vida, así como al movimiento antiguerra y a los que demandaban justicia económica al estallar la recesión.

En julio de este año Walker encabezó la 21 caravana a Cuba, y declaró que aunque había mucha esperanza de que el presidente Barack Obama cambiaría la política hacia la isla, permanecían los mecanismos básicos del bloqueo y, por lo tanto, esta iniciativa continuaría en abierto desafío a esa política.

El compromiso con la justicia

Recientemente, en un foro en Texas este verano, Walker habló de cómo su compromiso con la fe cristiana lo obligaba a cumplir con la palabra de Jesús, y eso implicaba vivir el compromiso a la justicia. Declaró que “Jesús y sus discípulos fueron los primeros comunistas. No comunistas con ‘C’ en altas, ya que eso no llegó sino hasta mucho después... Pero Jesús dejó claro que como discípulos cristianos tenemos que amarnos unos a otros, servir al otro, y trabajar en el interés de aquellos que tienen lo menos por las normas mundiales”, reportó el People’s World. Al referirse al embargo lo calificó como algo monstruosamente inmoral, e igual condenó la injusticia contra el pueblo palestino, entre otras. Mantenerse en silencio frente a todo esto es una violación de lo que Jesús nos dijo que debíamos hacer.

Walker siempre hablaba suavecito, y con palabras sencillas, pero con gran elocuencia y con un carisma natural lograba romper el silencio una y otra vez frente a injusticias aquí y en el extranjero. En entrevista con La Jornada hace unos años dijo que su trabajo era ganar corazones y mentes en Estados Unidos en contra de políticas injustas como el bloqueo contra Cuba, y crear una relación con el sur a base de solidaridad humana.