Política
Ver día anteriorMartes 21 de septiembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Demandan a los gobiernos federal y oaxaqueño que cese la violencia

Niños y mujeres triquis inician ayuno contra asedio paramilitar
Octavio Vélez y Agustín G. Samario
Corresponsales
Periódico La Jornada
Martes 21 de septiembre de 2010, p. 20

Oaxaca, Oax., 20 de septiembre. Diez mujeres y nueve niños triquis identificados con el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui-Independiente (MULTI), quienes se mantienen en plantón en el zócalo de esta capital desde julio pasado, se declararon este lunes en huelga de hambre, para exigir a los gobiernos federal y estatal que cese la violencia ejercida por paramilitares de la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), y del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) en el municipio autónomo de San Juan Copala.

Reina Martínez Flores dijo, en nombre de sus compañeras, que el ayuno representa un último intento para llamar la atención de las administraciones gubernamentales sobre las constantes agresiones y asesinatos de sus compañeros. Expuso que los triquis de San Juan Copala están acostumbrados a no comer, por la marginación y pobreza que padecen, y sobre todo ahora, por el asedio de los paramilitares.

Los niños que están aquí no es la primera vez que no comen; desde que llegaron [al plantón] comen mejor, porque allá en Copala no había manera de hacerlo, no podíamos salir, si lográbamos salir era escondidas, antes de que estos asesinos se atrevieran a atacarnos por las veredas, añadió.

Martínez Flores exigió a los gobiernos federal y estatal rescatar a las familias aún establecidas en Copala, que, dijeron, están en peligro de muerte.

En apoyo a las ayunantes, la representación del MULTI no acudió a la mesa de diálogo con el MULT convocada por el obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, y por el coordinador de la Comisión Diocesana de Justicia y Paz de la arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, Romualdo Wilfrido Francisco Mayrén Peláez, para solucionar el conflicto por la vía pacífica.

En un comunicado, los religiosos reconocieron la disposición del MULT en la palabra y en la presencia, por acudir al frustrado encuentro con su opinión y sus propuestas, para buscar el cese de la violencia y sentar las bases para encontrar la paz.

Pidieron a los gobiernos federal y estatal atender las consideraciones del MULTI para sentarse a la mesa en cuanto se cumplan, entre ellas el cese de la violencia y las agresiones; que se garantice la vida e integridad de los pobladores de San Juan Copala; la presentación con vida de los desaparecidos, y permitir a organismos de derechos humanos y de la sociedad civil entrar a su comunidad, para verificar las condiciones que se viven ahí.

Lona y Mayrén Peláez pidieron a las mujeres y niños triquis del MULTI, en nombre de Dios y de su pueblo, suspender el ayuno y, a cambio, se comprometieron a redoblar sus esfuerzos y trabajos para que se cumplan sus requerimientos para sentarse a la mesa de distensión.

Mientras, Javier Rueda Velásquez, secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, afirmó que David García Ramírez, simpatizante del MULTI, no fue asesinado en Copala por presuntos paramilitares de la Ubisort y del MULT, como sostuvo Jorge Albino Ortiz, comisionado de Derechos Humanos de la autoridad municipal autónoma. Sin embargo, la procuradora estatal, María de la Luz Candelaria Chiñas, confirmó el asesinato el sábado anterior

Mentira. Nunca hubo cadáver. Apareció vivo y luego desapareció, seguramente lo escondieron, afirmó el funcionario. “A mí me habló el padre Uvi (Wilfrido Mayrén), me dijo dónde estaba el cuerpo. La policía (estatal preventiva) fue y no encontró nada”, añadió Rueda Velásquez.

También negó que en Copala haya paramilitares: El problema es entre ellos (MULT, MULTI y Ubisort); no se ponen de acuerdo. Si dicen que vaya la policía vamos, y si dicen que el Ejército, está bien. Pero que se pongan de acuerdo.