Política
Ver día anteriorViernes 8 de octubre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Mario Vargas Llosa, Nobel de Literatura 2010
En la Feria de Frankfurt, euforia de los editores del galardonado
Foto
Ulla Berkewics, directora del sello Suhrkamp, con ejemplares en alemán de Travesuras de la niña mala, ayer en FrankfurtFoto Reuters
Pablo Espinosa
Enviado
Periódico La Jornada
Viernes 8 de octubre de 2010, p. 6

Frankfurt, 7 de octubre. En los módulos de la Feria del Libro de Frankfurt, los editores de Mario Vargas Llosa en varios idiomas descorcharon la champaña, el vino blanco; sudaron abrazos y sonrisas; activaron sus teléfonos celulares para felicitarlo. En Manhattan, donde el escritor dicta un curso sobre Borges, era seis horas más temprano.

La euforia de las poderosas firmas, la alemana Suhrkamp y la española Alfaguara, contrastó con la expresión de la novelista Luisa Valenzuela en el módulo de honor, el argentino: ¡qué horror, con el viraje político que dio Mario, yo hubiera preferido a Carlos Fuentes, dijo a La Jornada.

A diferencia también de la isla Suhrkamp alemana y de los menos pero también abundantes metros cuadrados de la editorial española, donde cámaras de televisión y fotográficas, así como grabadoras de todo talante ponían todos los reflectores, en un modesto módulo del tamaño de un cubículo universitario, Pierre Emile Vandoorne, representante de la Alianza Peruana de Editores en Frankfurt, expresó su deseo de que la decisión del jurado sueco se traduzca en una mayor atención del gobierno del país sudamericano hacia la cultura y la publicación de libros, y sobre todo a los escritores peruanos.

La tercera jornada de la Feria de Frankfurt estuvo marcada por la noticia del día, del mes, del año. Mil 200 periodistas hormigueamos entre las montañas de módulos, libros, edecanes. Humo blanco. Decenas nos pusimos a correr kilómetros de módulo a módulo, en busca de la nota.

El pabellón de Alfaguara apostó por dos candidatos, si así entendemos la disposición que hicieron de sendas fotografías monumentales de dos de sus autores, en los lugares más visibles: una mujer, Joyce Carol Oates, y un hombre, Vargas Llosa, como para que no hubiera pierde.

Nos recibe jubilosa la directora de Alfaguara España, Pilar Reyes:

“Lo esperábamos desde hace mucho tiempo. Es un autor que a todas luces y desde hace muchos libros merece el Premio Nobel.

“Es muy leído, solemos hacer tirajes muy grandes de sus libros porque es un acontecimiento cultural siempre que salen. Ya para nosotros era un autor de envergadura grande. En este momento todos sus editores están aquí, en esta Feria de Frankfurt. Es el intelectual más importante de América Latina.

–¿Tienen tiempo suficiente para que su inminente libro lleve en portada la leyenda Premio Nobel de Literatura 2010?

–El libro sale el 3 de noviembre en todos los países donde tenemos operación en el área del español. Se llama El sueño del celta, y por lo menos una fajilla con esa leyenda que usted dice le añadiremos, seguro. Es su libro más europeo. Habla sobre un personaje de finales del siglo XIX y principios del XX, pero es un libro absolutamente vigente. Será un acontecimiento en términos intelectuales.

“Lo escribió en cuatro años y es la historia de un irlandés que fue cónsul británico en el Congo y luego en la Amazonia colombo-peruana. Hizo dos informes que en su tiempo fueron revolucionarios, uno sobre el Congo y otro sobre la Casa Arana, que era una casa comercial de explotación de caucho en el Amazonas.

“Hizo como una memoria de agravios de lo que se hacía allí con los indígenas en ambos sitios, y eso terminó poniendo de manifiesto en Europa lo que sucedió. Vargas Llosa cuenta todo ese cambio de pensamiento en su personaje, apátrida y homosexual.

Hablé con Vargas Llosa hace dos semanas porque estábamos corrigiendo pruebas y terminando la edición del libro. Está en Manhattan, en Nueva York, dictando clases en Princeton, un curso sobre Jorge Luis Borges.

Lejos de los reflectores, Pierre Emile Vandoorne, también director de editorial Matalamanga, pondera: Es el primer Premio Nobel que un autor peruano gana. Es muy importante por el interés que pueda traer a la tradición literaria peruana y por la repercusión que pueda tener en las políticas públicas respecto de la edición de libros en Perú.

Agrega: “es un lugar común decir que no ganaba el Premio Nobel debido a sus opiniones políticas y a sus desaciertos políticos, según algunas personas.

“En Perú la noticia de naturalizarse español después de perder las elecciones causó confusión y sospecha. Sin embargo, es un autor peruano que empezó a escribir en Perú sobre temas peruanos y que participa en la vida cultural y política de Perú hasta el momento.

Recientemente renunció a presidir la comisión del Museo de la Memoria y la Reconciliación en Perú, debido a un desacuerdo que tenía con el presidente de la nación, y eso tuvo un efecto político grande en el escenario local y también demuestra que está activo en la política nacional y que tiene un impacto considerable.

Añadir un comentario