Capital
Ver día anteriorSábado 9 de octubre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Tergiversa queja de padres de alumnos de la UNAM

Muestra Obdulio Ávila desconocimiento de problemas de vecinos de Milpa Alta
Ángel Bolaños Sánchez
 
Periódico La Jornada
Sábado 9 de octubre de 2010, p. 32

El presidente del PAN en el Distrito Federal, Obdulio Ávila Mayo, resultó contradicho por los mismos vecinos de la delegación Milpa Alta a los que iba representando para entregar un escrito en el gobierno capitalino, dirigido a Marcelo Ebrard, al mostrar desconocimiento del problema y plantear reclamos inexactos.

Padres de familia piden la intervención de las autoridades capitalinas contra transportistas de la ruta 100, que operan en esa demarcación, por obstruir el servicio que brinda la UNAM a más de un centenar de jóvenes de varias comunidades para trasladarlos a Ciudad Universitaria y el CCH Sur.

Tras dar lectura al documento, donde se señala que los transportistas han impedido que los estudiantes lleguen con puntualidad y seguridad a sus centros de aprendizaje, el dirigente panista dijo desconocer qué rutas estaban involucradas y puso énfasis en denunciar presuntos robos de que son víctimas los jóvenes al trasladarse de sus comunidades a la UNAM: básicamente son delitos patrimoniales los que se están cometiendo, pero una de las mujeres que integraban la comitiva, a espaldas del panista, comenzó a murmurar: no es así.

Los padres de familia explicaron que para mayor seguridad de sus hijos se solicitó apoyo a la UNAM, con un precio accesible, para que diera transporte a los estudiantes de las comunidades de San Pablo Oztotepec, San Salvador Cuauhtenco, San Isidro Cuatepec, Santa Cecilia Tepetlapa y San Lorenzo Tlacoyucan, pero los líderes de la ruta 100 quieren proporcionar el servicio y han realizado bloqueos al transporte universitario.

Cuando se hacía entrega del escrito, salió a la avenida Plaza de la Constitución, frente al Zócalo, el secretario de Transportes y Vialidad (Setravi), Armando Quintero Martínez, para observar un par de vehículos eléctricos. Ávila aprovechó para abordarlo y plantearle el problema, sin embargo insistió en que los estudiantes han sido objeto de robos.

Al reprochar que después de nueve meses que los vecinos presentaron un escrito para denunciar el problema ante la dependencia no habían tenido respuesta alguna, Quintero dijo que no tenía conocimiento del asunto y accedió a trasladarse en ese momento a sus oficinas en la colonia Roma con los padres de familia para conocer el caso y se acordó una nueva reunión para el próximo martes.