Deportes
Ver día anteriorViernes 15 de diciembre de 2017Ediciones anteriores
Inicio Editorial El Correo Ilustrado Opinión Política Economía Mundo Estados
Capital Sociedad y Justicia Ciencias Cultura Espectáculos Deportes Fotografía Cartones
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Marisol Luna es una de ellas, pero su pasión la anima a buscar otra oportunidad

Limpia en la liga femenil apaga el sueño de muchas futbolistas

Toda mi vida he estado ligada a este deporte y en mi mente no está el retiro, afirma la ex integrante del equipo León

Tras el duro golpe tocó las puertas de Necaxa y Querétaro

Foto
Marisol Luna (al centro y de blanco) era protagonista con los Esmeraldas, pero salió del plantel. Como ella, varias ex jugadoras de Necaxa, Veracruz y Cruz Azul buscan opciones para seguir en el profesionalismoFoto @LIGAMXFemenil
Erendira Palma Hernández
 
Periódico La Jornada
Viernes 15 de diciembre de 2017, p. a14

El sueño de ser futbolistas profesionales culminó para muchas jugadoras luego de que equipos como Necaxa, León, Veracruz y Cruz Azul hicieron una limpia en sus planteles femeniles. Marisol Luna era una de las protagonistas de los Esmeraldas, apreciada por la afición, pero eso no impidió que fuera parte de las nueve jugadoras que salieron del plantel.

Toda mi vida he estado ligada al futbol, he trabajado para conseguir esto y en mi mente no estaba el retiro, dice Marisol, quien no tiró la toalla y buscó una segunda oportunidad con Necaxa y Querétaro.

Luna es una de tantas jugadoras que disputó el primer torneo de la Liga Mx Femenil con la ilusión de consolidarse como futbolista profesional, pero al final quedó relegada para la segunda campaña. Salir del equipo no creo que haya sido justo, pero a veces los clubes saben lo que es necesario para ellos, expresa.

–¿Cómo se enfrenta el tener que salir de un club?

–Es complicado porque yo no me veía fuera del equipo, sé que trabajaba bien, me considero una persona disciplinada en la cancha y en el día a día. Pero el futbol es como la vida, no es justa, no va a ser bonito siempre y más que lamentarme tengo que se profesional y salir por la puerta grande para dejar abierta una posibilidad a futuro.

Desde niña, Marisol jugó con diversos equipos como el representativo de la Universidad Nacional Autónoma de México en la Liga Mayor Femenil. La finalidad de llegar al profesionalismo se cumplió cuando fichó con León, pero el sueño duró poco, sólo una temporada. Fue un golpe fuerte tener que despedirme de León, porque cuando llegas al futbol profesional y debutas con un equipo, te quedas con un poco del amor por esos colores. Además la afición de León fue muy cariñosa conmigo, me apoyaron, pero tenía que cambiar de libro y empezar de cero.

Al salir del conjunto Esmeralda, Marisol prefirió aceptar la realidad con madurez, ya que es consciente de que varias jugadoras podían salir después del primer torneo aunque en su caso no fue por falta de buena técnica.

La jugadora de 21 años tomó sus botines y su balón para tocar las puertas de otros clubes. Necaxa y Querétaron fueron los equipos que reconocieron sus habilidades con el esférico y la aceptaron para hacer pruebas.

Marisol reconoce que su talento le ha permitido ser considerada por estos clubes para ser refuerzo en la segunda temporada de la Liga Mx, pero destaca que desafortunadamente muchas de mis compañeras también están tocando puertas, están batallando para mantenerse en el balompié profesional.

Incertidumbre y frustación

Ahora, Marisol sólo espera a que se concrete el fichaje con uno de los clubes para continuar en la Liga Mx y así seguir en la cancha hasta llegar a los máximos estándares de este deporte.

Ya realicé pretemporada con Querétaro, me han cobijado bien y eso me da confianza, pero hasta no firmar un contrato no podré sentir que tengo algo seguro. Yo seguiré peleando por un puesto, porque quiero una oportunidad en el equipo, sostiene.

Ella ha pasado el trago amargo de saber que existen obstáculos para destacar en el futbol profesional, pero no se derrumbó. Sabe que otras compañeras están en una situación similar de incertidumbre y frustración por lo que debe mantenerse en pie para demostrar por qué puede ser mejor que otras jugadoras.

Nunca me han gustado los términos medios, en lo que haga debo ser la mejor. Si me voy a retirar del futbol va a ser por una lesión o porque mi edad ya no me lo permite, afirmó.