Política
Ver día anteriorSábado 9 de octubre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Acusa Alfredo Figueroa al instituto de abdicar de sus funciones de investigación

Declina IFE entrar al fondo de la queja del PRD contra jerarcas de la Iglesia

Declaran infundada la protesta del PAN por la campaña en televisión del gobernador Peña Nieto

Georgina Saldierna
 
Periódico La Jornada
Sábado 9 de octubre de 2010, p. 10

Por siete votos en favor y uno en contra, el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE)  declinó anoche entrar al fondo de la queja presentada por el PRD en contra del arzobispo de  Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, y el vocero de la arquidiócesis de la ciudad de México, Hugo Valdemar; y decidió remitir el expediente que integró sobre el caso a la Secretaría de Gobernación para los efectos legales a los que haya lugar.

Sandoval acusó al jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, de entregar dádivas a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nacional para que declararan constitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras Valdemar llamó a no votar por el PRD, por tratarse de un partido fascista que apoya ese tipo de uniones.

Los dichos de los dos religiosos propiciaron la queja del instituto político, el cual consideró que se violentó el carácter laico del Estado mexicano y la legislación vigente, la cual prohíbe a las asociaciones religiosas llamar a votar a favor o en contra de cualquier partido.

Por tres horas, los consejeros electorales debatieron en torno a si el IFE tiene facultades para entrar al fondo del caso y definir si esa iglesia violentó o no la norma jurídica. Ello luego de que el representante del PRD, Rafael Estrada, consideró que el proyecto de resolución del instituto se quedó corto, ya que no aclara si está fundada o no su inconformidad.

El Código Federal de Procedimientos e Instituciones Electorales señala que el IFE debe resolver una queja cuando tenga conocimiento de la comisión de una infracción, para lo cual debió emplazar a los denunciados. Pero eso no se hizo, lamentó.

El único consejero que voto en contra del dictamen fue Alfredo Figueroa, quien resaltó que el instituto abdica de sus funciones de investigación, al remitir el expediente a la Secretaría de Gobernación sin antes haber realizado pesquisas, sin llamar a las partes en conflicto y fijar una posición sobre la invasión de posibles esferas de carácter electoral.

Pretender que Gobernación investigue asuntos de orden electoral tendría como consecuencia una disminución de la autonomía institucional del IFE prevista en la Constitución, puntualizó.

Marco Antonio Baños dijo que la iglesia violó flagrantemente la disposición legal y de manera más grave que en el pasado. Agregó que es muy delicado que esta institución haga campaña contra un partido y resaltó que las palabras que se usaron no pueden pasar desapercibidas por el IFE.

Agregó que el instituto debe ir sentando los precedentes sobre el procedimiento definitivo que se debe seguir para sancionar estas conductas. El problema que existe ahora es que la norma obliga a remitir el expediente a la Secretaría de Gobernación, razón por la cual, anunció que votaría en favor del proyecto.

Por otra parte, los consejeros decidieron declarar infundada la queja que presentó el PAN en contra del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, por la difusión de anuncios televisivos en todo el territorio nacional con motivo de su quinto informe de gobierno.

El blanquiazul resaltó que los espots fueron transmitidos por Televisa y TVAzteca en todo el país, lo que violó la normatividad electoral, ya que no se habló de la obra de gobierno, sino que en realidad se llevó a cabo una promoción personalizada de la imagen del mandatario estatal, en lugares donde actualmente se llevan a cabo precampañas electorales, como Baja California Sur y Guerrero.

El resolutivo aprobado calificó como infundada la queja porque la legislación electoral considera una violación el hecho de que la propaganda gubernamental se realice durante las campañas electorales y en los días de reflexión previos a los comicios. La norma no incluye el periodo de precampañas.