Política
Ver día anteriorMartes 9 de noviembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Carlos Alberto Guajardo Romero falleció el pasado viernes 5 al cubrir un choque armado

Organización de EU demanda aclarar la muerte de un periodista tamaulipeco
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Martes 9 de noviembre de 2010, p. 8

Desde Nueva York, el Comité para la Protección de los Periodistas (JPC, por sus siglas en inglés) demandó ayer investigar en forma exhaustiva la muerte del comunicador tamaulipeco Carlos Alberto Guajardo Romero, quien fue asesinado el pasado viernes 5 en Matamoros durante el enfrentamiento entre la Marina y sicarios, según informes de la prensa local, precisa la organización.

Guajardo Romero tenía 37 años de edad y reporteaba para el diario local Expreso Matamoros. El día de los hechos salió de su casa a bordo de su camioneta alrededor de las 11 de la mañana para cubrir el enfrentamiento armado en el fraccionamiento Victoria, al sur de Matamoros, siempre de acuerdo con los reportes periodísticos en aquella ciudad fronteriza.

La camioneta del periodista fue alcanzada por al menos 20 impactos de arma de fuego, cuando él se dirigía a la Secretaría de Seguridad Pública en busca de más información.

El comité señala en su comunicado: Los medios de prensa nacionales informaron que efectivos del Ejército dispararon en dirección a la camioneta del comunicador porque lo confundieron con uno de los civiles armados que participaban en el enfrentamiento’.

Reproduce también declaraciones de Joel Simon, director ejecutivo del JPC, al señalar que Guajardo Romero fue baleado aparentemente en un fuego cruzado, lo que pone de manifiesto la urgencia de materializar el compromiso del presidente Felipe Calderón, en el sentido de tener mayor control de las fuerzas de seguridad que han impedido a los periodistas realizar la cobertura de sus actividades e investigar exhaustiva y transparentemente, la muerte del comunicador.

En los hechos de ese día murieron también el narcotraficante Antonio Ezequiel Cárdenas Guillen, Tony Tormenta, tres militares y cinco civiles.

Añadir un comentario