Cultura
Ver día anteriorLunes 15 de noviembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Lamentan etnólogos que los negros no aparezcan en los censos; abren muestra de su obra

Ascendencia africana de mexicanos, negada
Merry MacMasters
 
Periódico La Jornada
Lunes 15 de noviembre de 2010, p. a19

La ascendencia africana de la población mexicana se sigue negando, coincidieron los etnólogos Luz María Martínez Montiel y José del Val con motivo de la exposición México. La tercera raíz y la Independencia, de más de 80 piezas, abierta el 10 de noviembre en el Museo Nacional de las Intervenciones (Ex Convento de Churubusco, 20 de Agosto y General Anaya, San Diego Churubusco).

Del Val, director del Programa Universitario México Nación Multicultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), trajo a cuenta la solicitud hecha al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para que incorporara en los censos la adscripción de los negros. La institución contestó: En México no hay negros. Mediante proyectos con la UNAM se prepara un autocenso que realizarán los propios negros, un poco para demostrar a la sociedad por qué no vamos a reconocernos.

Se calcula que entre 800 mil y un millón de africanos llegaron a México por medio de la trata negrera, recordó la directora del Museo Nacional de las Intervenciones, Enriqueta Cabrera. Fueron arrancados de sus pueblos y subidos a los barcos.

Para justificar la esclavitud fueron despersonalizados, les quitaron el nombre y la identidad, apuntó Martínez Montiel quien ha dedicado toda su vida al estudio de la negritud.

Para la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia, la mayor deuda que tenemos con los africanos es la idea de libertad, ya que nunca se resignaron a ser esclavos. Ese mito del hombre resignado es una mentira. El esclavo siempre fue rebelde. En Veracruz tenemos a Yanga, considerado el libertador de México, pero hubo montones de rebeliones en la ciudad de México y en otros puntos.

Martínez Montiel recordó que Miguel Hidalgo expidió el primer decreto antiesclavista en México, refrendado después por José María Morelos y finalmente por Vicente Guerrero –ambos afrodescendientes, al igual que Guadalupe Victoria.