Mundo
Ver día anteriorMiércoles 17 de noviembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Naciones Unidas elogia la legislación contra el racismo

Presentan proyecto de ley de pensiones en Bolivia; baja de 65 a 58 la edad de jubilación
Rosa Rojas
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 17 de noviembre de 2010, p. 35

La Paz, 16 de noviembre El presidente Evo Morales y el dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes, así como el ministro de Hacienda, Luis Arce, presentaron hoy el proyecto de nueva Ley de Pensiones elaborado en forma consensuada por el gobierno y los trabajadores. El proyecto baja la edad de jubilación de 65 a 58 años, restablece el aporte patronal del 3 por ciento, elimina las administradoras privadas de pensiones y crea una única administradora y gestora de pensiones de carácter público.

Asimismo, crea un fondo solidario para los trabajadores de bajos ingresos o los que lo hacen por cuenta propia. Por principio es una nueva política de redistribución del aporte de los trabajadores con dos premisas importantes: la búsqueda desde el gobierno nacional de reducción de la pobreza pero también de la igualdad de los trabajadores, respetando el esfuerzo de otros trabajadores, indicó el mandatario.

Morales, cuyo partido el Movimiento al Socialismo (MAS) tiene amplia mayoría en las dos cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional, llamó a los asambleístas a dar prioridad a la discusión de este proyecto para que sea un regalo de Navidad para los trabajadores. Calificó de histórico e inédito el trabajo conjunto gobierno-COB para la elaboración del proyecto, cuya discusión se inició en 2006. Montes recordó que en el pasado, cuando la COB fue cogobierno, discutían pero no en la forma como ahora hemos demostrado. Señaló que en el ampliado de la COB la semana pasada este proyecto fue aprobado por el 97 o 98 por ciento de las 52 organizaciones participantes.

Indicó el dirigente obrero que todavía están en discusión en mesas de trabajo con el gobierno las propuestas de ley del Trabajo y de ley de Seguridad Social y demandó a Morales, para que estas tres leyes sean sostenibles, se reactive el aparato productivo, la industrialización de hidrocarburos y toda la materia prima que hay en el país, y el campo, para haya desarrollo.

El ministro Arce informó que los mineros podrán jubilarse a los 56 años, en reconocimiento a su trabajo esforzado, y algunos, que laboran en condiciones insalubres, podrán hacerlo a los 51 años.

Explicó que la propuesta política de género comprende que las viudas o viudos con pensión derivada del fallecimiento del cónyugue continuarán recibiendo la pensión aun si contraen nuevas nupcias. También que las mujeres podrán incrementar un año de sus aportes por cada hijo nacido vivo, con un máximo de tres hijos, o adelantar su jubilación de forma que si la jubilación es a los 58 años, una trabajadora con tres hijos podrá jubilarse a los 55 años.

Otro cambio fundamental en esta propuesta de ley es que antes se usaban 60 boletas de ingresos para el cálculo de pensiones, ahora el cálculo se hará sobre las últimas 24, porque normalmente el trabajador ha percibido mayor ingreso en los últimos años, indicó.

En otro orden, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, apoyó al gobierno de Morales por su lucha contra el racismo y lo felicitó por su esfuerzo en la elaboración de normas y leyes a favor de los derechos humanos, pero exhortó a que sea sin pisar los derechos civiles y a la libertad de expresión.

Pillay, reconocida jurista y antigua activista contra el apartheid en Sudáfrica, concluyó el martes una visita de cinco días para una evaluación in situ de los derechos humanos, tras sostener reuniones con representantes de los diferentes sectores de la población, organizaciones de derechos humanos, legisladores oficialistas y de oposición y funcionarios judiciales..

Señaló que la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia representa un paso histórico que envía un claro mensaje a otras naciones del continente y aún más allá; el proceso de formación de nación más sólido es aquel que toma plenamente en cuenta y promueve los derechos de todos los ciudadanos.

Respecto a la adopción de una ley contra el racismo –que ha provocado el rechazo de la mayoría de organizaciones de periodistas contra los artículos 16 y 23 de la misma por considerar que afecta la libertad de expresión-, Pillay dijo que dicha norma representa un avance histórico.

Añadir un comentario