Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 27 de noviembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En selvas de Yucatán, Quintana Roo, Chiapas y Campeche, 90% de este problema

La deforestación en México, por el cambio de uso de suelo, señala Conafor
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Sábado 27 de noviembre de 2010, p. 39

El cambio de uso de suelo en las zonas forestales, para dedicarlo a actividades agrícolas, habitacionales o de infraestructura de comunicaciones y servicios, es la principal causa de deforestación en México, aunque en los recientes cinco años esa tendencia ha comenzado a revertirse y ya se tiene un plan para atender a las zonas que más padecen por dicho problema.

Así lo afirmó el director general de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Juan Manuel Torres Rojo, en conferencia de prensa realizada con motivo de la cuarta versión del Día Mundial de los Bosques, que se conmemorará el próximo 5 de diciembre.

Con una serie de mesas de discusión a realizarse en Cancún, como parte de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP16), este espacio abordará diversos aspectos relativos al problema de la pérdida de masa arbórea en México, en particular a lo que se refiere a planes como el Redd+ (programa de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación).

Casi 90 por ciento de la deforestación del país tiene lugar en zonas selváticas, sobre todo en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas, por lo cual es urgente aplicar con mayor intensidad el mencionado esquema, que puede ayudar a reducir hasta 20 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI), afirmó Torres.

Por ello, se están poniendo en marcha proyectos piloto en la selva Lacandona, la zona costera de Jalisco y el área del sistema Cutzamala, para conformar después un corredor biológico que articule las áreas naturales protegidas del sureste del país, señaló.

De acuerdo con el funcionario, los programas de Conafor han tenido éxito, ya que la tasa de deforestación en México ha bajado desde un promedio de 354 mil hectáreas al año en la década de 1990 a 2000, a 235 mil en 2000-2005 y ahora a 155 mil en el periodo 2005-2010.

Por su parte, el director de bosques y cambio climático del Centro Nacional de Investigación Forestal Internacional, Markku Kanninen, afirmó que en las acciones contra el calentamiento global es indispensable echar mano de la reforestación de los bosques.

El experto apuntó que, si bien es cierto que las naciones más contaminantes deben asumir su responsabilidad y bajar sus emisiones de GEI, las más pobres también son responsables del cambio climático por su manejo forestal, tema que podría convertirse para ellos en una forma de cumplir sus obligaciones ecológicas, y al mismo tiempo impulsar su desarrollo económico.